Deep Learning aplicado al urbanismo o cómo analizar mejor las ciudades


Internet de las cosas (IoT), M2M, Big Data, Machine Learning, Computación Cognitiva… cada vez son más los términos que nos rodean vinculados al desarrollo tecnológico y que tratan de arrojar luz sobre el futuro de la Humanidad. Pero, ¿de qué manera afectan todos estos avances tecnológicos en el urbanismo? ¿Cómo podemos incorporarlos en la planificación de nuestras ciudades o el planeamiento urbanístico? Para mucha gente semejante posibilidad no resultará más que ciencia ficción, una entelequia. Sin embargo, ya comienzan a surgir ejemplos concretos de cómo podemos aplicar este tipo de herramientas al análisis urbano. Hoy os presentamos un ejemplo basado en uno de los sistemas de algoritmos más punteros que hay en la actualidad, como es el caso del Deep Learning.

El Deep Learning o Aprendizaje Profundo conjunto de algoritmos de clase aprendizaje automático vinculado al desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA) y los avances en el procesado del Big Data. Surge ante la necesidad de que las máquinas comiencen a autoprogramarse, debido a las dificultades que supone preestablecer las reglas que permitan lidiar con las infinitas combinaciones de datos de entrada y situaciones que surgen en el mundo real. Ante este reto surge primero el Aprendizaje Automático (Machine Learning), que permite servicios en la nube para construir aplicaciones que aprenden a partir de los datos que obtienen. Sin embargo, este tipo sistemas requieren todavía de la supervisión humana, lo que supone una notable hándicap para la evolución de la IA.  Por ello se plantea que el futuro del aprendizaje automático pase por un giro hacia el aprendizaje no supervisado.


GrowGreen: Soluciones Basadas en la Naturaleza para mejorar el espacio público


Las Soluciones Basadas en la Naturaleza (SBN o NBS según sus siglas en inglés) pueden definirse como acciones dirigidas a proteger, gestionar y restaurar de manera sostenible ecosistemas naturales o modificados, que hacen frente a retos de la sociedad de forma efectiva y adaptable, proporcionando simultáneamente bienestar humano y beneficios de la biodiversidad. 

Se trata de una herramienta clave para la lucha contra el cambio climático, sobre la cuál ya hemos reflexionado en diferentes ocasiones. De hecho, constituyen el elemento esencial de Barrios Vivos, un propuesta que nace de incorporar el vector de la adaptación y mitigación del cambio climático a los procesos de regeneración urbana integral. Se trata de un planteamiento que desarrollamos junto a Creando Redes y que tiene como objetivo combatir la vulnerabilidad urbana, poniendo especial énfasis en la renaturalización de la ciudad, la cohesión social y la transformación del modelo productivo y la economía a través de los productos y servicios de carácter ambiental.