Propuestas integrales para luchar contra la isla de calor en las ciudades

La isla de calor es un término que hace referencia a un efecto eminentemente  urbano  mediante el cual las áreas más intensamente urbanizadas de nuestras ciudades suelen registrar temperaturas más altas que aquellas con mayor contacto y permeabilidad con la naturaleza circundante. Debido a este fenómeno la diferencia de temperatura entre el centro y la periferia de algunas ciudades puede llegar a alcanzar los 8°C, algo especialmente palpable en verano.

Se trata de una problemática que tiene efectos muy negativos en la calidad de vida urbana, y por ello muchos Ayuntamientos de todo el mundo se han lanzado a tratar de implementar soluciones para combatirla. Una de las últimas iniciativas a este respecto proviene desde Los Ángeles (EE.UU.), donde han pintado de blanco el asfalto de algunas de sus calles  para mitigar los efectos de la isla de calor. Desde Paisaje Transversal opinamos que estas soluciones no solo son muy caras, sino que, además, resultan superficiales en tanto que no inciden sobre la raíz del problema, que no es otro que la manera que diseñamos las ciudades.

Por eso, como parte de la labor que venimos desarrollando a través la alianza de #Churruca15, nos animamos a escribir junto a Creando Redes y Hécate Ingeniería un artículo para el periódico digital El Confidencial sobre cómo entendíamos que se debería de combatir esta situación desde los poderes públicos. En él planteamos cómo la isla de calor ha de abordarse desde una perspectiva integral que aúne ecología, movilidad y urbanismo. Y para poder llevarlo a cabo hemos dado forma dos propuestas concretas fácilmente implementables por nuestros municipios.

¿Cómo podemos combatir (de verdad) la isla de calor en la ciudad? Aquí van dos recetas*

La primera ola de calor del verano nos ha dejado temperaturas por encima de los 40 grados incluso en el norte de la Península. Parece que lo peor ya ha pasado, pero lo cierto es que aún estamos en estado de alerta. Especialmente en las ciudades, tanto grandes como pequeñas donde se concentra la población y donde las altas temperaturas se amplifican por el ya conocido efecto isla de calor.

¿Podemos echarle la culpa al cambio climático? Más bien podríamos decir que el cambio climático retroalimenta este fenómeno, pero no es el principal causante. Las condiciones meteorológicas (que no el clima), sumadas a la contaminación atmosférica que generan las emisiones derivadas del tráfico, la industria y el consumo de energía doméstico; así como las propias características constructivas de la urbe, hace que las ciudades se conviertan en verdaderos tostaderos, en especial en verano.

Reducir el efecto isla de calor puede abordarse, por hacer un símil médico, mediante el tratamiento de los síntomas o eliminando las causas. En el primer caso, las acciones que se están planteando en varios lugares del mundo implican acciones puntuales que reduzcan la temperatura local, como pintar calles o azoteas de blanco. No obstante, esta medida que, si bien es rápida, no resuelve el problema a medio y largo plazo (no elimina las verdaderas causas).

Combatir la isla de calor pasa necesariamente por replantear el diseño urbano, incorporando los espacios naturales como la piel fundamental de la ciudad y transformar la movilidad. Pero, ¿cómo se aterrizan estos tres ejes en acciones concretas?

A continuación, os dejamos algunas recetas para combatir de verdad la isla de calor urbana; recetas éstas que son propuestas desde la triple visión de la ecología, el urbanismo y la movilidad sostenible.

1) Transformación urbana integral a escala de barrio

Los estudios llevados a cabo por el Ayuntamiento de Madrid  dejan ver que el efecto isla de calor varía a escala de barrio, pudiendo existir hasta 8°C de diferencia de temperatura entre unos y otros. Esto no pasa solo en Madrid, es algo generalizado. Si observamos con detenimiento a qué se deben estas diferencias, encontramos que el tipo de superficies que encontramos en las ciudades son las principales responsables. Además, da igual el tamaño que tenga la ciudad, ya que tanto en grandes como en pequeñas ciudades encontramos barrios donde abundan las superficies impermeables (construcciones, asfaltos y plazas duras) que tienen una temperatura significativamente mayor que aquellos con mayor ocupación de superficies permeables (zonas verdes, suelo desnudo o pavimentos permeables).

Por tanto, parece interesante tomar el barrio como una escala posible de intervención donde llevar a cabo transformaciones del espacio físico y de la manera en que la sociedad se relaciona con el entorno. En este sentido el empleo de soluciones basadas en la naturaleza (Nature Based Solutions, en inglés) puede ser un buen punto de partida. Entre estas soluciones se engloban tanto la instalación de terrazas ecológicas o muros verdes, la renaturalización de espacios vacantes como los solares y la restauración ecológica de ríos urbanos. Además, las soluciones basadas en la naturaleza han demostrado tener un impacto positivo en la resolución de retos sociales como la inclusión de colectivos desfavorecidos.

La activación de los barrios y la vinculación de los ciudadanos a los mismos, a través de la renaturalización del espacio público es, sin duda, una medida integral para hacer frente a la isla de calor. Pero esta renaturalización no pasa por intervenir de forma aislada o puntual, puesto que su efecto es muy reducido, sino por generar una red de corredores que garanticen la conectividad ecológica capaz de generar una “piel verde” que no se caliente como la infraestructura gris, suponiendo un descenso de la temperatura a escala de barrio.


2) Calles Completas



Por otra parte, en las ciudades se concentran actividades industriales, domésticas y de transporte, las cuales generan un aporte extra de calor, que se suma al propio de estas fechas. Además, la isla de calor responde como un pequeño invernadero a escala local debido a las partículas en suspensión y los gases de combustión derivados de estas actividades. Así, la radiación calorífica no solo se emite impidiendo que las temperaturas bajen, sino que el calor queda retenido en las capas de la atmósfera más próximas al suelo. Por ello, no sólo hay que replantear el diseño de las ciudades en cuanto a los materiales con los que las construimos sino también en términos de movilidad: es necesario evitar que las ciudades ocupen grandes extensiones del territorio (muchas veces por culpa de una baja edificabilidad y, por tanto, una baja densidad de población) y es necesario replantear la forma en la que nos movemos para hacer que el transporte reduzca sus efectos contaminantes.

Existe una fuerte relación entre el desarrollo de las ciudades y la movilidad urbana, y es que, la forma de hacer ciudad condiciona el número de viajes y la distancia de estos. De forma muy simplificada, existen dos modelos extremos de ciudad:
  • La ciudad compacta, típicamente mediterránea, que ocupa un espacio urbano integrado en el que intervienen entremezclados distintos agentes sociales, económicos y culturales, convirtiendo la ciudad en un ente ciertamente complejo, donde es posible la interacción entre sus habitantes (personas, fauna y flora).
  • La ciudad dispersa, típica de los países de tradición anglosajona surgida como respuesta ante las doctrinas higienistas y del urbanismo de las ciudades jardín imperante a finales del siglo XIX. Ésta trasciende sus orígenes y se esparce por el territorio, configurándose como un conjunto de áreas separadas especializadas para la vivienda, el comercio o la industria. Esta separación genera segregación y no permite la interacción de la misma manera que la ciudad compacta. Suelen tener un centro que aglomera el sector comercial y cultural y una periferia que se extiende a lo largo de una gran área con suburbios residenciales y reductos de uso industrial.
Esta dicotomía marca las necesidades de transporte y los hábitos de movilidad de los habitantes de las ciudades. En las ciudades mediterráneas las distancias son más cortas debido a la mezcla de usos del suelo que hace que los equipamientos básicos de la ciudad estén más cerca de las viviendas y los lugares de trabajo y estudio. Por ello, muchos de los viajes pueden realizarse caminando o en bicicleta. Además, la ciudad compacta presenta una mayor densidad, lo que hace más eficiente el transporte público en ellas. Por contra, la ciudad dispersa obliga a recorrer distancias más largas y su baja densidad hace ineficientes los servicios de transporte público, que tienen que atender grandes distancias, realizando unos recorridos sinuosos que hacen de ésta una alternativa poco eficiente. Ante esta dificultad para prestar servicios de transporte público de calidad y el aumento del tiempo empleado en el viaje, el transporte público deja de resultar atractivo y se tiende a utilizar más el coche. Además, algunas de estas zonas carecen de aceras adecuadas y algunos de los nuevos desarrollos se inauguran antes de que el transporte público llegue a la zona, por lo que el uso del coche pasa de ser una elección a una necesidad, muchas veces con una ocupación escasa (o incluso con un solo viajero).

Aunque parezca un problema que afecta en exclusiva a estas zonas de expansión urbana, la realidad es que tienen una incidencia muy importante en el diseño del viario del conjunto de las ciudades. En este sentido, las ciudades españolas han experimentado un importante cambio de diseño motivado por la transferencia de la residencia hacia áreas cada vez más lejanas debido principalmente a los elevados precios del suelo y a un modelo infraestructural basado en la velocidad como proxy de la accesibilidad territorial.

Frente a este modelo, que supone un importante recorte de la sostenibilidad de las ciudades, desde Churruca 15, proponemos un replanteamiento de la calle como espacio, que tenga en cuenta todos los modos de transporte, que incorpore el espacio público como valor, que tenga a los modos más sostenibles como eje principal del transporte urbano y, por supuesto, integrando los principales valores naturales y paisajísticos de las ciudades en las que se planteen, puesto que, debemos tratar a las infraestructuras de transporte como espacios de movilidad no sólo para personas, sino también como elementos que favorecen que la biodiversidad se mueva y se establezca en las ciudades. A este tipo de diseño, que permite reducir la emisión de calor y de los gases y partículas que dificultan su disipación, nos gusta llamarlo “Calles Completas”.


Sin embargo, el cambio hacia este tipo de soluciones es un reto complejo que no está exento de controversia. No se trata solamente de voluntad política para impulsar las reformas necesarias, también es necesario disponer de las metodologías y herramientas adecuadas para llevarlas a cabo. De lo contrario, podemos desarrollar proyectos con efectos contraproducentes. Un diseño integrador, que aúne múltiples factores y que cuente con la implicación de la ciudadanía e incorpore una visión estratégica con acciones a corto, medio y largo plazo, será clave para afrontar los desafíos del futuro de las ciudades.

Estas recetas son menos efectistas que las que hemos podido ver estos días en la prensa pero también más eficaces. Y, por supuesto, más complejas. Tratar los problemas desde una óptica transversal que actúe sobre la raíz de los problemas siempre lo es. Sin embargo, estamos convencidos de que estas soluciones será unas buenas aliadas para hacer de nuestros ciudades lugares más sostenibles.


* Artículo escrito conjuntamente por Creando Redes, Hécate Ingeniería y Paisaje Transversal, publicado el 21 de agosto de 2018 en El Confidencial. Podéis acceder al artículo original haciendo clic aquí.




Créditos de las imágenes:

Imagen 1: Isla de calor urbana en Louisville (fuente: http://www.climatecentral.org)
Imagen 2: Isla de calor en Madrid (fuente: https://www.ecoticias.com)
Imagen 3: Diseños urbanos con infraestructura verde conectada  en Rivas Vaciamadrid (fuente: Creando Redes)
Imagen 4: Esquema básico de una Calle Completa (fuente: National Association of City Transportation Officials)
Imagen 5: Propuesta para el primer prototipo de Calles Completas desarrollado en Aspe, Alicante (fuente: Paisaje Transversal y Hécate Ingeniería)





No hay comentarios:

CONTENIDOS

#BancosAtocha #Churruca15 #cities4youth #createdestruct #DebatesUrbanos #DigitalMX #EgiaMapa #EnMedios #InnovaciónCiudadana #MásÁvila #Meetcommons #OlotMésB #OpenUrbanLab #P2PWikiSprint #PiensaSol #SEMGetxo #SmartcitizensCC #UrbanCommerce #Vota11plazas #Wikilovesmonuments 15M 17 ODS A Coruña AC Etsam Accesibilidad Activando Espacios Ada Colau Adam Majó Advocacy Planning AGE Agenda 2030 Agora2015DSS Agricultura Agrupaciones de Arquitectos Urbanistas Airbnb Alcalá de Guadaíra Alcalá de Henares Alcobendas Aldea Digital Alfafar Alimentación Alquiler social Amara Berri Amasté Ambilly Análisis Análisis Urbano Andar Andrés Walliser Anillo verde Applied Aprendizaje Aprendizaje colectivo Aragón Aranjuez ArchDaily Arganzuela Arquia Arquia/Próxima arquitectespelpaisatge Arquitectura Arquitectura Bioclimática Arquitectura social Arquitecturas Colectivas Arte Arte Urbano ASA Assemble Astra Gernika Asturias Atenas Attac Autobarrios Autoconstrucción Autogestión Autonomía Autourbanismo Auzoetxe Avanti Avanti Ávila Baleares Barcelona Barrios Vivos Basurama BAT Benidorm Bernardo Gutiérrez Bernardo Secchi Bicicleta BiciMAD BID Bien común Bienal de Paisaje Rural Big Data Bilbao biopolitica Bizkaia Blog Boa Mistura Bottom up Brasil Buen Vivir Burbuja Inmobiliaria Burgos C4C Calles Completas Cambio climático Cambio de época Camiños Seguros Canalejas Cañada Real CarpeVia Cartagena Cartas de Navegación Urbana CARTO Cartografías y Mapas Casa de Campo Castilla La Mancha Castilla y León Cataluña Cazorla CENTAC CentroCentro Chamartín Circe City Making Cityfollowers Ciudad Ciudad 2.0 Ciudad compacta Ciudad Deseada Ciudad Discreta Ciudad Marca Ciudad Paramétrica ciudad real Ciudad sensible Ciudad Sostenible Ciudadanía digital ciudades Ciudades Emocionales Ciutat Orgànica CivicWise Club de Debates Urbanos COAM Cocreación Código Abierto Codiseño Cogestión Cohesión Social Cohousing ColaBoraBora Colectivos Colombia Comandante Tom Comercio Común Conama CONAMA 2012 Concursos Condiciones Metropolitanas Contemporáneas Conecta3 Conectividad Conferencias Congresos Consol Prados Contaminación Cooperación Internacional CooperaGava Copyleft Córdoba LUZe Corredores multifuncionales Covivienda Creando Redes Creatividad Social Crisis Crónicas Crowdfunding CSOA La Morada Cultura Cultura Libre Cumpleaños en el bloque Cunctatio Cursos y formación Daniel Ferrer DataViz David Prieto debate Debates Democracia desarrollismo Desarrollo Urbano Sostenible Descargas Desequilibrio Desigualdad Destrucción Creativa Día Mundial del Hábitat Diagnóstico Diamantina Dimas García Moreno Dinamización económica Diseño Diseño Cívico Diseño Colaborativo Diseño Urbano Diversificación DIY DMH2013 Do It Yourself Documentos Domenico di Siena Donostia DOT_Euskadi DPR Barcelona Ecología Ecología Urbana Economía Economía social Ecuador Edificio España Edificios públicos vacíos Eduardo Mangada Eduardo Serrano Educación Educación Expandida EDUSI EDUSIOlot EDUSIZGZ Edward Soja Eficiencia energética Eginbook El campo de la cebada El Escorial El Paseo de Jane Empoderamiento Empresa English Enrique Bardají ensanche Entorno Natural Entrevistas EQUIciuDAD Equipo de Redacción Ergosfera Erin Johnson Escuchar y Transformar Escuchar y Transformar la ciudad Espacio Espacio Comunitario Espacio Público ESPACIOS Espacios de batalla Espalet España España Creativa especio público Especulación Estados Unidos Estudio Ethel Baraona ETSAM Europa European Green Capital 2012 Euskadi Euskara Eva Morales Eventos Expediciones Experiencias Exposiciones Extremadura F3 Arquitectura Fab City de Barcelona Fab Lab Fabricación digital Federico Soriano Feminismo Financiación colectiva Fluxus Foro de las Ciudades Fotografía Francesco Careri Francia FRAVM Fuencarral-El Pardo Fuenlabrada Galicia Gavà GBCe Gehl Architects Género Gentrificación Geografía Georges Perec Gestión Comunitaria Getxo Gijón Girona Glocal Gobernanza Graffiti Graffitiaccion Grands Voisins GrowGreen GTR Guadalmedina H2020 Habitabilidad básica Habitat Hábitat III Habitat3 hACERIA Hangout HarineraZGZ Hécate Hécate Ingenieria Henri Lefebvre Herramientas Digitales Hipnopedia urbana Hipotecas Hiria Kolektiboa Holanda Huertos urbanos Huesca Iberoamérica Ibiza ICC Iconoclasistas Idensitat IGOP Imagina un Bulevar Improvistos Increasis Indicadores Indicadores Participativos Índice de Necesidades de Regeneración infodayES Infraestructura urbana Infraestructura verde Infraestructuras Inguru Innovación Innovación Ciudadana innovación social Innovación Urbana InPar INR Institucionalización INTA Integralidad Inteligencia Ciudadana Inteligencia Colectiva Interdepartamentalidad Intermediae Intermodalidad Internet Interseccionalidad Investigación Irekia Isabel Martin Ruíz Isla de calor Izaskun Chinchilla Jane Jacobs Javier Burón Javier Puldain Jazar Joan Subirats Jordi Borja Jornadas Jornet Llop Pastor José Fariña José María Ezquiaga José María Romero Juan Murillo Juanma Murua Juego Jueves de Churruca Julián Salas La Casa Invisible La Liminal Laboratorios Ciudadanos Laboratorios Ciudadanos Abiertos Laboratorios Urbanos Abiertos lacasinegra Lacol LAG_Euskadi LandLab Las Rozas Las Vegas Latinoamérica Lavapiés Lecturas Demoscópicas LeerMadrid Lefevbre Left Hand Rotation León 11 Lezama Lisboa Locales comerciales vacíos Logística Los Madriles Los Pirineos LOTP-CLM Luis Nadal Lurraldea2040 LurraldeBizia Madrid Madrid Think Tank Málaga Malasaña Manresa Manu Fernández Manuela Carmena Mapeo colectivo Mappe Marea Verde Marina Blázquez Mario Gaviria Matadero Madrid MCAS Medialab-Prado Medio Ambiente medios de comunicación Melilla Mercado de Legazpi Metodología Metodología DCP México Mi Ciudad AC2 Microurbanismo Mientras tanto Miguel Jaenicke MiraQueLindo Miriam García Modelo Productivo Montenoso Movilidad Movilidad urbana sostenible Mujeres Multidisciplinaridad Murcia Museo de los Desplazados n´UNDO Nación Rotonda Naciones Unidas Náquera Naquerant Espais Navarra Negociación Urbana Nociones Comunes Noticias Nueva Agenda Urbana Nueva York nuevosENCUENTROS Observatorio Ciudad 3R Observatorio Panamericano Ocio Okupación Olot Ontinyent ONU Open Data Open Government Open Source Opensource Operación Chamartín Operación Madrid nuevo norte OPPTA Orba Ordenación del territorio Ordenanzas Oviedo P2P Paco Gómez Paco González PAH Paisaje Paisaje Transversal Paisaje Urbano PAM PAM! Amara Berri Papers57 París Parque Regional ParqueJH Participación Ciudadana Participación Digital Pasear Paseos Ciudadanos Paseos-Fuencarral Patio Maravillas Patrick Geddes Patrimonio Peatón PECAM Pedagogía Urbana Pedro Bravo Periferia Perspectiva integral Perú Peter Hall Philadelphia PIAM Piensa Madrid PIER Pierobon Pinto PintoPlanCiudad PKMN Placemaking Planeamiento urbanístico Planeamiento urbano Planes de Barrio Planes estratégicos PlanHUCA Planificación Estratégica planificación territorial Planificación Urbana Planificación Urbana Integral Planur-e PLAYday PNU Políticas Urbanas POLURB 2015 Porfolio post-car city PostCarCity Postmetrópolis PPS Pradogrande Precariedad Premio Presupuestos Participativos Privatizaciones Procesos de Negociación Urbana Procesos Participativos Procomún Producción Psicología Ambiental PTP-Bilbao Publicaciones Puente de Vallecas Puerta del Sol Punt Sis Quito Rafael Mata Rafael Suárez Muñiz Ramiro Aznar Ramón López de Lucio Raphaël Besson Reactivación comercial Reciclaje Recife Red de Espacios Ciudadanos Red Viaria Redes reequilibrio territorial Referencias Reflexiones Regeneración Urbana Regeneración Urbana Integral Rehabilitación Rehabitat Renovación Renovación Integral resilencia Resiliencia Revista FUA Revitalización Comercial Revolución Urbana Rio Grande Rio Grande o diamante da cidade Rivas Vaciamadrid Rueda y Vega Arquitectos Rural Rusia Salud urbana Samir Awad San Blas Sant Miquel Sao Paulo Saskia Sassen SEGIB Segovia Seguridad Semana de la Arquitectura Semana Europea de la Movildad Sentient city Seres Urbanos Sevilla SIG Sigüenza Sindicato de Arquitectos Sinergia Sostenible Sistemas de Información Geográfica Sito Veracuz Smart cities Smartcitizens SmartcitizensMX SmartZGZ Sociología Soluciones Basadas en la Naturaleza Sophie Maes Sostenibilidad Sprawl Stakeholders State of Power Stepienybarno Stop Depredación Storify Streaming Superilles Tabakalera Taller de Casquería Talleres Talleres de trabajo Tecnalia tecnología TED TEDxMadrid Tenerife Terceros Lugares Terrassa Terrazas Territorio Tetuán Think Cities Think Commons TIC Todo por la Praxis Toledo Torrelodones Traficantes de Sueños Transdisciplinariedad TRANSFORMINGMADRID Tránsit Transporte Travesía Madrid Triball Triple Dimensión Trujillo Turismo Turismo Sostenible Turismofobia Turistificación TXT Espacio Público UCJC UEM UIMP undoestudio Unió de Cooperadors Universidad Universidad Complutense de Madrid Universidad Europea de Madrid UPM UPV URBACT Urban Networks Urban Sustainable Development Urbana URBANBAT Urbania ZH Urbanismo Urbanismo Adaptativo Urbanismo Colaborativo Urbanismo Emergente Urbanismo feminista Urbanismo Inclusivo Urbanismo P2P Urbanismo participativo Urbanismo social Urbanismo Táctico Urbanismo Verde URJC Vacíos Urbanos Valencia Valladolid Valldaura Self Sufficient Labs VdB Vecinos VIC Vídeos Villaverde Virgen de Begoña Visiting School Terrain Lab Visualización de datos Vitoria-Gasteiz Vivienda Viviendas vacías Vulnerabilidad Wayfinding WebPT Wikimedia Wikisprint WSB14 Zaida Muxí Zaragoza Zaragoza Open City 2020 Zaramari ZAWP Zinc Shower Zuloark ZZZINC


Este blog funciona bajo una licencia Creative Commons Reconomiento-NoComercial 3.0
Desarrollado con Blogger por Paisaje Transversal