¿Cómo incorporamos las teorías feministas a las prácticas urbanas?

En los últimos años estamos viviendo un auge del feminismo asociado a un posicionamiento fuerte de la perspectiva de género que lo acompaña en amplios círculos sociales, políticos, culturales, educativos, profesionales… El feminismo está consiguiendo ocupar un espacio importante en nuestro escenario actual; ha logrado reivindicarse como punto de partida a la hora de plantear cualquier cambio justo y digno, y se ha convertido en una corriente imprescindible para replantear e imaginar nuestro futuro.

La sociedad civil está acompañando y empujando esta explosión feminista desde distintos frentes y sus demandas están cada vez más enfocadas a acabar con las desigualdades que se replican en diferentes ámbitos. Las multitudinarias movilizaciones feministas del día 8 de marzo, y las de días posteriores, son un gran ejemplo de ello. De la mima forma aunque más tímidamente, podemos ver que algunas instituciones no permanecen ajenas y están empezando a plantear posibles cambios de mentalidad y voluntad política. 

La perspectiva de género ha logrado, además, atravesar distintos ámbitos, disciplinas y áreas de aplicación, tanto en la teoría como en la práctica, modificando conductas, sensibilidades, preocupaciones y abriendo un amplio canal para la investigación y la transformación.

En este contexto, nos preguntamos si el urbanismo, como disciplina, y las/os urbanistas, como técnicas y profesionales, estamos preparadas para responder desde la práctica de nuestra profesión a este cambio de paradigma. ¿Estamos siendo capaces de plantear modelos de ciudad y procesos de transformación urbana que recojan una nueva forma de entender y trabajar la ciudad? ¿Cómo incorporamos las teorías feministas a las prácticas urbanas? ¿Contamos con las herramientas técnicas necesarias para trabajar el territorio desde la perspectiva de género?

Por supuesto, no hay que olvidar que el urbanismo feminista no es una novedad; son muchas las teóricas y urbanistas que llevan años trabajando en esta línea y, como aseguran Adriana Ciocoletto y Blanca Gutiérrez Valdivia, “las aportaciones teóricas de las teorías feministas y los estudios de género han empujado y contribuido a replantearse el modelo de ciudad occidental, principalmente de la segunda mitad del siglo XX, […] poniendo en relevancia la experiencia cotidiana y planteando alternativas desde un punto de vista crítico al modelo del urbanismo funcionalista.”

Debemos tener en cuenta el trabajo de distintas profesionales que han dedicado su actividad al urbanismo de género, produciendo metodologías y proyectos de referencia como Franziska Ullmann, Col·lectiu Punt 6, Zaida Muxi, Inés Sanchez de Madariaga, Hiria KolektiboaGea 21 e Isabela Velázquez entre otras. Son grandes referentes y su papel como urbanistas destaca en nuestro país, tanto por su perfil profesional como por su potencial transformador.


Aprender sobre un urbanismo feminista

El urbanismo feminista nos ofrece una base teórica sólida desde la que entender y trabajar la ciudad, nos predispone a detectar desigualdades estructurales y carencias que se reproducen a distintas escalas en nuestros espacios públicos (y privados) y sienta las bases para una transformación integral.

Partimos de aceptar que el urbanismo no es neutro y que vivimos en ciudades diseñadas y planificadas desde una óptica androcentrista basada en las necesidades del hombre: un hombre adulto, occidental, trabajador, sano y en general, motorizado. Las ciudades modernas han tomado como modelo neutro y universal el cuerpo masculino, olvidando la presencia de otros cuerpos también presentes en la ciudad: mujeres, niños, mayores y distintos colectivos subalternos.

Se han generado ciudades preparadas para la vida productiva, pero que dan la espalda al ámbito doméstico o reproductivo, en las que han crecido los tejidos monofuncionales, desconectados entre sí, donde se ha dado prioridad al coche como modo de transporte, se han desatendido las necesidades de los cuerpos no normativos, etc. Frente a este urbanismo para un ´hombre tipo´, el feminismo propone colocar a las personas (múltiples y diversas) en el centro.

Así, algunas de las líneas que propone el urbanismo feminista son:

- Favorecer la vida cotidiana y su complejidad, con espacios de proximidad que nos permitan cuidarnos, relacionarnos y desarrollarnos tanto individual como colectivamente.

- Conseguir que en nuestros barrios quepan, no solo las actividades productivas y laborales, sino también las reproductivas, los cuidados y las actividades personales y comunitarias, fomentando los tejidos mixtos y las ciudades compactas.

- Analizar y repensar la movilidad, desde los modos y tiempos necesarios para desplazarse, la calidad y riqueza de trayectos, etc. Cuidar la conciliación entre actividades personales, productivas, reproductivas y comunitarias.

- Equipar y acondicionar nuestros espacios públicos para que puedan acoger personas diversas con sus actividades variadas, sin olvidarnos de las mayores, de niñas y niños... y de todas aquellas personas que puedan tener necesidades específicas.

- Acabar con los espacios que generan inseguridad y los espacios masculinizados que perpetúan las relaciones desiguales sesgadas por género.

- Plantear procesos de regeneración urbana que escuchen la experiencia de la vecindad, a través de procesos participativos inclusivos donde quepan las distintas voces, valorando las vivencias personales y visibilizando el papel que tienen muchas mujeres como ´expertas´ del tejido cotidiano.

- Combatir las representaciones sexistas en el espacio urbano y garantizar la presencia femenina en los elementos artísticos, culturales o de memoria histórica de los espacios públicos.


Hay que tener en cuenta, también, las aportaciones de todas esas iniciativas, corrientes de pensamiento y movimientos que, sin encontrarse a priori bajo el paraguas del feminismo, llevan implícitas posturas y posicionamientos alineados con la lectura de género -como el ecologismo, el urbanismo inclusivo, etc.-, en las que la perspectiva feminista ha podido estar presente aun pasando desapercibida.

Es interesante, pues, pensar en el feminismo en las prácticas urbanas como una corriente abierta e inclusiva donde pueden confluir diversos enfoques. Una corriente, además, con gran potencialidad para aunar e impulsar líneas de trabajo que llevan tiempo favoreciendo, desde distintas perspectivas, la transformación crítica de las ciudades para alcanzar un urbanismo centrado en las personas, disminuir la desigualdad urbana y el impacto ambiental.


Retos frente a las dinámicas del urbanismo tradicional

Uno de los retos a los que nos encontramos las urbanistas, a la hora de aplicar la perspectiva de género en los procesos de transformación urbana, tiene que ver con la inercia derivada de las dinámicas del urbanismo tradicional. El urbanismo feminista tiene el trabajo de analizar y cuestionar los vacíos que el planeamiento tradicional ha dejado y visibilizar las experiencias urbanas ignoradas hasta ahora -que tienen que ver, en muchos casos, con el desarrollo de las actividades cotidianas y la atención de la diversidad-.

Es imprescindible realizar un trabajo transdisciplinar -que vincule distintas administraciones, profesionales y sectores ciudadanos- y transescalar -siendo capaces de saltar de una escala a otra, desde el barrio al territorio, entendiendo la influencia que ejercen en la experiencia urbana las distintas herramientas de planeamiento-. La perspectiva de género en el urbanismo se comprende desde la experiencia en el ámbito de cercanía, desde la escala barrio, pero, como asegura Sara Ortiz Escalante, no excluye la lectura analítica de la estructura general.

Porque la perspectiva de género no puede ser un “apartado” de los diagnósticos urbanos. Las urbanistas debemos plantearnos su integración desde la base de los proyectos, entendiendo como una perspectiva verdaderamente integral, intrínseca al hacer urbano y transversal a las distintas fases de los proyectos. Como propone Lourdes García, “no se entiende el tema de género como un campo disciplinario en sí mismo, sino como una dimensión que atraviesa las distintas esferas de las relaciones sociales, y al hacerlo, las problematiza”. 

La participación se presenta en este urbanismo feminista como una práctica imprescindible, ya que es la que permite acercar la experiencia vivencial al método urbano. Realizar procesos participativos incluyentes, integrados y vinculantes, en los que las distintas voces, diversas y múltiples, tengan peso, es otro gran reto para este nuevo urbanismo. Para lograrlo habrá que trabajar las barreas que los roles de género puedan ocasionar, así como valorar cómo desde el papel tradicionalmente asociado a la mujer se desarrolla un conocimiento vivencial de las redes urbanas de proximidad.

Una vez asimilada la importancia de la experiencia cualitativa en los procesos de transformación urbana, otro reto es el plantear herramientas sensibles que nos permitan trasladar las aportaciones de la experiencia vivencial al ámbito técnico respetando su complejidad, de forma que ambas dimensiones, cualitativas y cuantitativas, puedan trabajar desde el feminismo y apoyarse mutuamente.



Desde Paisaje Transversal

Desde nuestra oficina de innovación urbana, guiadas por la invitación del feminismo a analizar y cuestionar desde una óptica de género la propia práctica, llevamos un tiempo revisando nuestras metodologías y proyectos desarrollados. Nos interesa, por un lado, detectar vacíos y carencias heredadas y, por otro, analizar cómo el feminismo, implícito en nuestra forma de entender el urbanismo, se integra en nuestras prácticas. Queremos visibilizar y reconocer el poder del feminismo como palanca de cambio para transformar nuestras ciudades en lugares más habitables e inclusivos.

Nuestra metodología 'Escuchar para Transformar', basada en una mirada integral, compleja y participada, está fuertemente relacionada con un urbanismo feminista, así como la herramienta de auditoría InPar, utilizada en distintos proyectos para contrastar la visión técnica con la experiencia ciudadana. El cruce de la perspectiva técnica cuantitativa con la ciudadana cualitativa, es un aspecto fundamental a la hora de leer la metodología InPar desde la perspectiva de género, ya que permite integrar la experiencia cotidiana y vivencial, y consigue que ambas visiones se apoyen y completen. Es necesario, sin embargo, matizar y transformar algunos de los indicadores de sostenibilidad, cuyo sistema de cálculo pasa por alto factores que se contemplan desde el urbanismo feminista, cuestión sobre la que profundizaremos en futuros artículos.

Desde Paisaje Transversal, animamos a que se integre esta mirada en todos los procesos y en todos los sectores, para poder ensamblar mejor los conceptos y la mirada igualitaria. El objetivo, debería ser común: hacer mejores ciudades, esta vez sí, para todas y para todos. 



Crédito de las imágenes
01, 02, 03 y 04 _ Fuente: Paisaje Transversal

No hay comentarios:

CONTENIDOS

#BancosAtocha #Churruca15 #cities4youth #createdestruct #DebatesUrbanos #DigitalMX #EgiaMapa #EnMedios #InnovaciónCiudadana #MásÁvila #Meetcommons #OlotMésB #OpenUrbanLab #P2PWikiSprint #PiensaSol #SEMGetxo #SmartcitizensCC #UrbanCommerce #Vota11plazas #Wikilovesmonuments 15M A Coruña AC Etsam Accesibilidad Activando Espacios Ada Colau Adam Majó Advocacy Planning AGE Agora2015DSS Agricultura Agrupaciones de Arquitectos Urbanistas Airbnb Alcalá de Guadaíra Alcalá de Henares Alcobendas Aldea Digital Alfafar Alimentación Alquiler social Amasté Ambilly Análisis Análisis Urbano Andar Andrés Walliser Anillo verde Applied Aprendizaje Aprendizaje colectivo Aragón Aranjuez ArchDaily Arganzuela Arquia arquitectespelpaisatge Arquitectura Arquitectura Bioclimática Arquitectura social Arquitecturas Colectivas Arte Arte Urbano ASA Assemble Astra Gernika Asturias Atenas Attac Autobarrios Autoconstrucción Autogestión Autonomía Autourbanismo Auzoetxe Avanti Avanti Ávila Baleares Barcelona Barrios Vivos Basurama BAT Benidorm Bernardo Gutiérrez Bernardo Secchi Bicicleta BiciMAD BID Bien común Bienal de Paisaje Rural Big Data Bilbao biopolitica Blog Boa Mistura Bottom up Brasil Buen Vivir Burbuja Inmobiliaria Burgos C4C Calles Completas Cambio climático Cambio de época Camiños Seguros Canalejas Cañada Real CarpeVia Cartagena Cartas de Navegación Urbana CARTO Cartografías y Mapas Casa de Campo Castilla La Mancha Castilla y León Cataluña Cazorla CENTAC CentroCentro Chamartín Circe City Making Cityfollowers Ciudad Ciudad 2.0 Ciudad compacta Ciudad Deseada Ciudad Discreta Ciudad Marca Ciudad Paramétrica ciudad real Ciudad sensible Ciudad Sostenible Ciudadanía digital ciudades Ciudades Emocionales Ciutat Orgànica CivicWise Club de Debates Urbanos COAM Cocreación Código Abierto Codiseño Cogestión Cohesión Social Cohousing ColaBoraBora Colectivos Colombia Comandante Tom Comercio Común Conama CONAMA 2012 Concursos Condiciones Metropolitanas Contemporáneas Conecta3 Conectividad Conferencias Congresos Consol Prados Contaminación Cooperación Internacional CooperaGava Copyleft Córdoba LUZe Corredores multifuncionales Covivienda Creando Redes Creatividad Social Crisis Crónicas Crowdfunding CSOA La Morada Cultura Cultura Libre Cumpleaños en el bloque Cunctatio Cursos y formación Daniel Ferrer DataViz David Prieto debate Debates Democracia desarrollismo Desarrollo Urbano Sostenible Descargas Desequilibrio Desigualdad Destrucción Creativa Día Mundial del Hábitat Diagnóstico Diamantina Dimas García Moreno Dinamización económica Diseño Diseño Cívico Diseño Colaborativo Diseño Urbano Diversificación DIY DMH2013 Do It Yourself Documentos Domenico di Siena Donostia DOT_Euskadi DPR Barcelona Ecología Ecología Urbana Economía Economía social Ecuador Edificio España Edificios públicos vacíos Eduardo Mangada Eduardo Serrano Educación Educación Expandida EDUSI EDUSIOlot EDUSIZGZ Edward Soja Eficiencia energética Eginbook El campo de la cebada El Escorial El Paseo de Jane Empoderamiento Empresa English Enrique Bardají ensanche Entorno Natural Entrevistas EQUIciuDAD Equipo de Redacción Ergosfera Erin Johnson Escuchar y Transformar Espacio Espacio Comunitario Espacio Público ESPACIOS Espacios de batalla Espalet España España Creativa especio público Especulación Estados Unidos Estudio Ethel Baraona ETSAM Europa European Green Capital 2012 Euskadi Euskara Eva Morales Eventos Expediciones Experiencias Exposiciones Extremadura F3 Arquitectura Fab City de Barcelona Fab Lab Fabricación digital Federico Soriano Feminismo Financiación colectiva Fluxus Foro de las Ciudades Fotografía Francesco Careri Francia FRAVM Fuencarral-El Pardo Fuenlabrada Galicia Gavà GBCe Gehl Architects Género Gentrificación Geografía Georges Perec Gestión Comunitaria Getxo Gijón Girona Glocal Gobernanza Graffiti Graffitiaccion Grands Voisins GTR Guadalmedina Habitabilidad básica Habitat Hábitat III Habitat3 hACERIA Hangout HarineraZGZ Hécate Hécate Ingenieria Henri Lefebvre Herramientas Digitales Hipnopedia urbana Hipotecas Hiria Kolektiboa Holanda Huertos urbanos Huesca Iberoamérica Ibiza ICC Iconoclasistas Idensitat IGOP Imagina un Bulevar Improvistos Increasis Indicadores Indicadores Participativos Índice de Necesidades de Regeneración infodayES Infraestructura urbana Infraestructura verde Infraestructuras Innovación Innovación Ciudadana innovación social Innovación Urbana InPar INR Institucionalización INTA Inteligencia Ciudadana Inteligencia Colectiva Interdepartamentalidad Intermediae Internet Investigación Irekia Isabel Martin Ruíz Izaskun Chinchilla Jane Jacobs Javier Burón Javier Puldain Jazar Joan Subirats Jordi Borja Jornadas Jornet Llop Pastor José Fariña José María Ezquiaga José María Romero Juan Murillo Juanma Murua Juego Jueves de Churruca Julián Salas La Casa Invisible La Liminal Laboratorios Ciudadanos Laboratorios Ciudadanos Abiertos Laboratorios Urbanos Abiertos lacasinegra Lacol LAG_Euskadi LandLab Las Rozas Las Vegas Latinoamérica Lavapiés Lecturas Demoscópicas LeerMadrid Lefevbre Left Hand Rotation León 11 Locales comerciales vacíos Logística Los Madriles Los Pirineos LOTP-CLM Luis Nadal Lurraldea2040 LurraldeBizia Madrid Madrid Think Tank Málaga Malasaña Manresa Manu Fernández Manuela Carmena Mapeo colectivo Mappe Marea Verde Marina Blázquez Mario Gaviria Matadero Madrid MCAS Medialab-Prado Medio Ambiente medios de comunicación Melilla Mercado de Legazpi Metodología Metodología DCP Mé­xico Mi Ciudad AC2 Microurbanismo Mientras tanto Miguel Jaenicke MiraQueLindo Miriam García Montenoso Movilidad Movilidad urbana sostenible Mujeres Multidisciplinaridad Murcia Museo de los Desplazados n´UNDO Nación Rotonda Naciones Unidas Náquera Naquerant Espais Navarra Negociación Urbana Nociones Comunes Noticias Nueva Agenda Urbana Nueva York nuevosENCUENTROS Observatorio Ciudad 3R Observatorio Panamericano Ocio Okupación Olot Ontinyent ONU Open Data Open Government Open Source Opensource Operación Chamartín Operación Madrid nuevo norte OPPTA Orba Ordenación del territorio Ordenanzas Oviedo P2P Paco Gómez Paco González PAH Paisaje Paisaje Transversal Paisaje Urbano Papers57 París Parque Regional ParqueJH Participación Ciudadana Participación Digital Pasear Paseos Ciudadanos Paseos-Fuencarral Patio Maravillas Patrick Geddes Patrimonio Peatón PECAM Pedagogía Urbana Pedro Bravo Periferia Perspectiva integral Perú Peter Hall Philadelphia PIAM Piensa Madrid PIER Pierobon Pinto PintoPlanCiudad PKMN Placemaking Planeamiento urbano Planes de Barrio Planes estratégicos PlanHUCA planificación territorial Planificación Urbana Planur-e PLAYday PNU Políticas Urbanas POLURB 2015 Porfolio post-car city Postmetrópolis PPS Pradogrande Precariedad Premio Privatizaciones Procesos de Negociación Urbana Procesos Participativos Procomún Producción Psicología Ambiental PTP-Bilbao Publicaciones Puente de Vallecas Puerta del Sol Punt Sis Quito Rafael Mata Rafael Suárez Muñiz Ramiro Aznar Ramón López de Lucio Raphaël Besson Reactivación comercial Reciclaje Recife Red de Espacios Ciudadanos Red Viaria Redes reequilibrio territorial Referencias Reflexiones Regeneración Urbana Regeneración Urbana Integral Rehabilitación Rehabitat Renovación Renovación Integral resilencia Resiliencia Revista FUA Revitalización Comercial Revolución Urbana Rio Grande Rio Grande o diamante da cidade Rivas Vaciamadrid Rueda y Vega Arquitectos Rural Rusia Salud urbana San Blas Sant Miquel Sao Paulo Saskia Sassen SEGIB Segovia Seguridad Semana de la Arquitectura Sentient city Seres Urbanos Sevilla SIG Sigüenza Sindicato de Arquitectos Sinergia Sostenible Sistemas de Información Geográfica Sito Veracuz Smart cities Smartcitizens SmartcitizensMX SmartZGZ Sociología Sophie Maes Sostenibilidad Sprawl Stakeholders State of Power Stepienybarno Stop Depredación Storify Streaming Superilles Tabakalera Taller de Casquería Talleres Talleres de trabajo Tecnalia tecnología TED TEDxMadrid Tenerife Terceros Lugares Terrazas Territorio Tetuán Think Cities Think Commons TIC Todo por la Praxis Toledo Torrelodones Traficantes de Sueños Transdisciplinariedad TRANSFORMINGMADRID Tránsit Travesía Madrid Triball Triple Dimensión Trujillo Turismo Turismo Sostenible Turismofobia Turistificación TXT Espacio Público UCJC UEM UIMP undoestudio Unió de Cooperadors Universidad Universidad Complutense de Madrid Universidad Europea de Madrid UPM UPV URBACT Urban Networks Urban Sustainable Development Urbana URBANBAT Urbania ZH Urbanismo Urbanismo Adaptativo Urbanismo Emergente Urbanismo feminista Urbanismo Inclusivo Urbanismo P2P Urbanismo participativo Urbanismo social Urbanismo Táctico Urbanismo Verde URJC Vacíos Urbanos Valencia Valladolid Valldaura Self Sufficient Labs VdB Vecinos VIC Vídeos Villaverde Virgen de Begoña Visiting School Terrain Lab Visualización de datos Vitoria-Gasteiz Vivienda Viviendas vacías Vulnerabilidad Wayfinding WebPT Wikimedia Wikisprint WSB14 Zaida Muxí Zaragoza Zaragoza Open City 2020 Zaramari ZAWP Zinc Shower Zuloark ZZZINC


Este blog funciona bajo una licencia Creative Commons Reconomiento-NoComercial 3.0
Desarrollado con Blogger por Paisaje Transversal