Neurosis urbana: Madrid, ciudad conflicto

por Jon Aguirre Such



Hace unos meses unos antiguos compañeros de la ikastola me pidieron que escribiese un texto sobre Madrid para una publicación conmemorativa que están haciendo. Atendiendo al resultado, me ha parecido pertinente incluirlo como parte del debate sobre Madrid que hemos iniciado en el blog. Antes de comenzar a leerlo quisiera advertiros de que este es un texto iniciático que pretende fomentar del debate sobre el Madrid Deseado, por lo que no es definitorio ni conclusivo, sino inclusivo y participativo de modo que todos podéis ampliarlo, corregirlo y criticarlo abiertamente, incluso redactar una respuesta a modo de complemento.


Pongamos que hablo de Madrid

Si hubiese que escoger una sola palabra para describir Madrid, yo elegiría conflicto. Pero conflicto entendido no como enfrentamiento o lucha, sino como coexistencia de tendencias contradictorias en el individuo (RAE), si es que tal significado puede aplicarse a una ciudad. Y es que Madrid padece lo que podríamos denominar como un caso agudo de neurosis urbana. Por su escala, capitalidad y representatividad aglutina una amalgama de tendencias contrapuestas en una intensa pugna por la dotar de un carácter propio a la capital. Una búsqueda de identidad para la ciudad que se cimienta en anversos opuestos: tan cosmopolita como castiza, tan moderna como tradicional, tan abierta como implacable. Así, esta ciudad de extremos enfrentados alimenta un perpetuo proceso de construcción urbana. Un hacer y rehacer que no sólo se traduce en constantes obras, sino en el desarrollo de estrategias, metodologías, análisis y propuestas que, aunque en la mayoría de casos no trasciendan un nivel teórico, abonan un acerbo cultural en constante expansión. El perenne enfrentamiento entre el estamento cultural y el institucional ha derivado en el establecimiento de una de las más fructíferas corrientes de cultura y movimiento social alternativos en España. Así numerosos colectivos, plataformas y asociaciones llevan años proponiendo visiones alternativas de Madrid que muchas veces pasan a formar parte del imaginario colectivo. De esta manera la imagen oficial de Madrid se vuelve difusa, ya que al ser en muchas ocasiones impuesta, no responde a su verdadero carácter. Realidad y ficción se entrelazan para generar un espectro de lo que es, no es y puede ser Madrid. Lo que hace todavía más difícil sintetizar su esencia. Pero el germen de esa etérea concepción lo encontramos precisamente en ese conflicto entre todos los agentes que intervienen en su desarrollo (técnicos, políticos, ciudadanos y poderes económicos). Esta falta de un proyecto común de ciudad se revela tajantemente contra esa imagen impostada de Madrid como paradigma de la hispanidad, como síntesis de toda la mitología y tradición españolas, como ciudad espectáculo surtida de proyectos estrella. Madrid no es eso. O por lo menos no el Madrid que he tenido el gusto de conocer. Madrid es una ciudad en perpetua construcción en busca de una identidad a través de una patología esquizoide cuya sintomatología puede resumirse en las siguientes dicotomías:


COSMOPOLITISMO vs “LO CASTIZO” 
Siempre se ha dicho que Madrid es una ciudad que acoge muy bien al forastero, porque todo el mundo lo ha sido alguna vez en esta ciudad. Esa capacidad de acogida hace posible la asimilación de un amplio abanico de valores multiculturales que configuran una realidad cosmopolita. No obstante esta vertiente convive junto con una serie de rasgos inherentes a Madrid que podíamos denominar como lo castizo y que toman su mayor expresión en bares tipo “Casa Pepe” o “Bar Manolo”.


MODERNIDAD vs TRADICIÓN 
Una ciudad que quiere mostrarse como cuna de la modernidad surtiendo sus calles con edificios diseñados por el star system arquitectónico, pero que todavía sigue aferrado literalmente a su imagen turística decimonónica: los reclamos turísticos más representativos apenas han variado desde finales del siglo XIX.



Ampliación del Museo Reina Sofia. Arquitecto: Jean Nouvel






CENTRO vs CENTRO 
Mientras el centro de Madrid es devorado por un escamante proceso cosmético por el cual se asemeja a un parque temático con decorados de cartón piedra, establecer las condiciones para una habitabilidad dignas sigue siendo una asignatura pendiente en muchas zonas del centro de Madrid como Lavapiés, Valdeacederas o Tetuán. Según los expertos el coste de la rehabilitación de las viviendas del centro sería la mitad del coste del soterramiento de la M-30 [1].


Obras de soterramiento de la M-30


MEGAPROYECTOS vs CRUDA REALIDAD 
Mientras las arcas públicas se vacían en proyectos faraónicos los verdaderos problemas de Madrid persisten: viviendas con un solo punto de ventilación, poblados chabolistas, marginación de incipientes asentamientos urbanos como la Cañada Real, falta de una política de movilidad sostenible, preocupante carencia de espacios verdes…


CULTURA INSTITUCIONAL vs (CONTRA)CULTURA DE GUERRILLA 
Las acciones de propaganda cultural están a la orden del día. Como si la lógica best seller se hubiese filtrado en los museos y demás espacios institucionales para la cultura, asistimos a su propia banalización al tratarla como mero reclamo turístico y no como mecanismo para el desarrollo individual o la labor social. Frente a esta tendencia en Madrid han surgido numerosos operativos autogestionados (Patio Maravillas, Traficantes de Sueños…) que canalizan la cultura hacia una labor social, desarrollando proyectos cuyos principales beneficiarios son los ciudadanos ya que se plantean como acciones críticas para el enriquecimiento personal.




Jornada de clausura del taller "Procesos de Negociación Urbana" en el Patio Maravillas


OBRAS vs PLANEAMIENTO 
El planeamiento como figura de gestión urbanística carece de sentido en una ciudad como Madrid. No sólo porque su escala de aplicación es insuficiente frente a la metrópolis madrileña, sino porque el Plan General de Ordenación Urbana se ha visto sobrepasado por los acontecimientos. Así las decisiones urbanísiticas más relevantes de los últimos años han ido siempre por delante de la vigencia del plan introduciendo a posteriori modificaciones sustanciales en el mismo. Las dinámicas de esta ciudad mutante han tomado un tempo vertiginoso al que planeamiento es incapaz de responder.


Evidentemente estos no son los únicos conflictos que se detectan en Madrid y mi intención tampoco era realizar una radiografía exhaustiva de la ciudad. Se trata solamente de una muestra que permite establecer un esbozo, una aproximación a la identidad de una ciudad vibrante. Es por ello que este texto quiere ser más que otra entrada al debate abierto en el blog sobre Madrid. De modo que os invito a que sigamos glosando la identidad de Madrid a través de sus conflictos. Como ya sabéis podéis enviar vuestros textos a la dirección de e-mail : paisaje.transversal@gmail.com




......................................................................

[1] ORTIZ, PEDRO: en “Urbanismo. Madrid 2008. Debates y criterios de la Comisión de Urbanismo del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid”, Fundación Arquitectura COAM, Madrid, 2008.

1 comentario:

  1. Muy interesante todo lo que dices Jonnas. Ya sabes que td obra faraónica tiene faraón, y todo faraón tiene su piramide (el nuevo ayuntamiento).

    (me acaba de llegar el paquete con jamon, chorizo... XD)

    Respecto a lo que comentas de modificar tu texto, editarlo, comentarlo... tienes q echarle un ojo a la nueva aplicación de Google: Google Wave (http://wave.google.com/help/wave/about.html#video). Creo q será una herramienta esencial en este tipo de talleres-blogs.

    Saludos

    ResponderEliminar