Contra la ciudad antisocial: ¿Sabemos qué tipo de urbanismo queremos?



¿Te imaginas poder vivir siempre a 10 minutos andando del trabajo? ¿Y a otros 10 minutos de un polideportivo con piscina pública? ¿Que en ese intervalo de tiempo puedas ir a comprar el pan donde María, la fruta donde Paco, la carne donde Isabel y la verdura donde Mario? ¿Que por las calles se puede pasear tranquilamente sin temor a que te atropellen? ¿Incluso que puedas sentarte en un banco bajo la sombra de un árbol a leer un libro sin tener que soportar el ruido y los humos que generan los coches? Y que al otro lado de la acera donde está el nuevo centro cultural del barrio... ¡haya un parque con juegos infantiles donde puedas llevar a tus hijos o tus nietas, tus sobrinos o tus hermanas!

Sin embargo, abres los ojos y lo que ves desde la ventana de tu casa es algo muy distinto. Las ciudades en las que vivimos se han convertido en espacios hostiles para sus habitantes. No obstante, hoy en día nos encontramos ante la oportunidad de replantear la manera en la que seguir construyendo nuestras ciudades.

Han pasado casi diez años desde el estallido de la burbuja inmobiliaria y parece que todavía no hemos sido capaces de empezar a definir la ciudad ni el urbanismo que queremos. Hemos heredado una ciudad antisocial incapaz de solventar las profundas desigualdades históricas entre el centro y la periferia. Y todo ello porque la «favorable» coyuntura económica de la pasada «década prodigiosa» (de la Ley del Suelo de 1998 al pinchazo del 2008) estuvo ligada en nuestro territorio a la especulación inmobiliaria y al crecimiento urbano ilimitado; en vez de a resolver los acuciantes problemas que han persistido en nuestras ciudades desde mediados del siglo pasado.

Lamentablemente todavía no hemos sido capaces de impulsar una estrategia que nos permita transformar de raíz (radicalmente) el proyecto de ciudad gestado en las últimas décadas hacia un escenario realmente sostenible ambiental, social y económicamente.

Sobre el escenario de crisis y sus consecuencias se ha escrito mucho y variado, pero a través de este artículo queremos dirigir la mirada hacia aquello que como urbanistas debemos replantearnos y que será clave para determinar cómo queremos vivir: el modelo de ciudad.


Breves claves para el cambio

Los crecientes niveles de contaminación se han demostrado recientemente como uno de los principales factores de riesgo para la salud de las personas, según la OMS. Ante esto, la reducción de los desplazamientos motorizados y la apuesta decidida por una movilidad peatonal y ciclista en coordinación con un buen sistema de transporte público es la única alternativa posible. Solo así reduciremos los alarmantes niveles de contaminación de nuestras ciudades y combatiremos el cambio climático. Pero para lograrlo es imprescindible una voluntad política firme y un fuerte respaldo de los colectivos más sensibilizados para ejercer las labores pedagógicas y de concienciación necesarias.


En lo que a reducir los desplazamientos en la ciudad se refiere, es necesario acompañar las políticas de movilidad urbana sostenible con la redistribución de la actividad económica de forma racional en los diferentes barrios que la componen. Generando así nuevas oportunidades basadas en las redes de apoyo mutuo que se han gestado en los últimos años y en la recuperación de actividades productivas de diversa índole: desde la agroecológica a las industrias poco contaminantes de fuerte base tecnológica e innovadora, pasando por el comercio de proximidad o actividades socioculturales que fomenten la creatividad y la cohesión social. Se trata, por tanto, de crear nuevas oportunidades en los barrios desfavorecidos generando salarios y condiciones laborales dignas (más allá del empleo precario).

Indudablemente, este tipo de estrategias han de ir asociadas a programas de educación y formación que permitan a la población local integrarse en el mercado de trabajo con plenas garantías. Y aquí la colaboración entre el sector público y privado es vital: las empresas son las que mayormente deben generar empleo y que éste sea de calidad. Máxime si tenemos en cuenta que el marco legislativo actual ha reducido a su mínima expresión la contratación pública.

En definitiva, de lo que se trata es de que este nuevo modelo de ciudad apunte a un nuevo modelo productivo y a una redistribución de las rentas que permita combatir el paro y la acuciante desigualdad y vulnerabilidad urbana de los barrios más desfavorecidos.

Paralelamente es imprescindible facilitar el acceso a la vivienda en régimen de alquiler, con una oferta competitiva y acorde a los niveles de renta de la población. Una política pública de vivienda que incentive el alquiler social y regímenes de cesión de uso, ya existentes en algunas Comunidades Autónomas (en el País Vasco, por ejemplo), que fomente la creación de empleo a través de la rehabilitación y que favorezca la diversidad social, todos ellos elementos claves para reequilibrar nuestras ciudades.

Vinculado a esta cuestión, otro de los aspectos importantes es la búsqueda del aumento de la densidad de algunas áreas urbanas, que conlleva el aumento de la demanda y la sostenibilidad de los servicios y la actividad económica, y también implica un uso más eficiente de los recursos.

Todos estos cambios que se proponen tienen una influencia directa sobre el espacio público. Mejorar la accesibilidad, eliminar barreras arquitectónicas, desarrollar una infraestructura ciclista y peatonal que gane el terreno a los coches; atender al diseño de los elementos que lo componen y ofrecer oportunidades para que la ciudadanía juegue, se exprese y se relacione genera una ciudad de calles y plazas donde la gente quiera estar.



El último reto que se nos presenta es la propia gobernanza de la ciudad. La cual incide tanto en la participación ciudadana como en la gestión de la información. Hay que facilitar su acceso para fomentar una ciudadanía informada, activa y partícipe. Las nuevas tecnologías suponen una herramienta que debemos aprovechar para mejorar la experiencia en la ciudad, la eficiencia de los servicios públicos, reconocer problemáticas y necesidades, tomar decisiones y organizarse colectivamente. Sin olvidar, evidentemente, toda la esfera de participación social consolidada en los barrios desde hace décadas.

Además, la transparencia y la trazabilidad son elementos claves a la hora de definir espacios y cauces para la participación e implicación ciudadana. Han de generarse dinámicas que permitan nuevos marcos de corresponsabilidad que garanticen una gestión más democrática de la ciudad, así como conjugar los diferentes saberes (técnicos y cotidianos) a la hora de diseñar soluciones a las problemáticas urbanas.

La actual incapacidad económica y financiera de la Administración Pública para acometer los elevados costes que se requieren para el desarrollo de proyectos urbanos transformadores, así como su complejidad, obligan a todas las partes a sentarse y cooperar. Debemos fomentar una cultura de la corresponsabilidad en la transformación y el cuidado de las ciudades que integre tanto al sector público, a la ciudadanía y los agentes sociales como al sector privado.

En cualquier caso, diseñar de forma colaborativa un modelo de ciudad alternativo supone trabajar sobre la ciudad existente y aprovechar la regeneración de las áreas obsoletas para incorporar la visión de todos estos factores. La ciudad debe rehacerse desde el interior, poniendo en el centro a las personas y la ecología de nuestros entornos urbanos; comenzando por sus espacios, por los usos y finalmente por sus edificios.

Transformar el modelo de ciudad no es solo una cuestión formal: supone cambiar la manera en la que vivimos y nos relacionamos, la manera que consumimos y trabajamos. En definitiva, supone dirigir nuestra sociedad hacia un horizonte más democrático y ecológico. Sin duda un reto complejo, pero de la máxima importancia y relevancia. A fin de cuentas el futuro de la Humanidad y el Planeta está en juego y, como reza el mantra, las ciudades tendrán un papel decisivo en él.



Este artículo apareció previamente publicado en Tribuna Abierta de eldiario.es el pasado día 26 de mayo de 2016.

 

Créditos de las imágenes:
Imagen 01: Vista de Madrid y su «boina» desde Vallecas (fuente: Gaelx - Flickr)
Imagen 02: Gente en bici en Madrid (fuente: Gorka Lejarcegi - El País)
Imagen 03: Solución parte del proyecto de eje de accesibilidad universal VdB (fuente: Paisaje Transversal)

No hay comentarios:

CONTENIDOS

#BancosAtocha #Churruca15 #cities4youth #createdestruct #DebatesUrbanos #DigitalMX #EgiaMapa #InnovaciónCiudadana #Meetcommons #OlotMésB #OpenUrbanLab #P2PWikiSprint #PiensaSol #SEMGetxo #SmartcitizensCC #UrbanCommerce #Wikilovesmonuments 15M A Coruña AC Etsam Accesibilidad Activando Espacios Ada Colau Advocacy Planning Agora2015DSS Agricultura Agrupaciones de Arquitectos Urbanistas Airbnb Alcalá de Guadaíra Alcalá de Henares Alcobendas Aldea Digital Alfafar Alimentación Alquiler social Amasté Ambilly Análisis Análisis Urbano Andar Andrés Walliser Aprendizaje Aprendizaje colectivo Aragón Aranjuez Arganzuela Arquia Arquitectura Arquitectura Bioclimática Arquitectura social Arquitecturas Colectivas Arte Arte Urbano ASA Assemble Astra Gernika Asturias Attac Autobarrios Autoconstrucción Autogestión Autonomía Autourbanismo Auzoetxe Baleares Barcelona Basurama BAT Bernardo Gutiérrez Bernardo Secchi Bicicleta BiciMAD BID Bien común Bienal de Paisaje Rural Big Data Bilbao Blog Boa Mistura Bottom up Brasil Buen Vivir Burgos C4C Cambio climático Cambio de época Camiños Seguros Canalejas Cañada Real CarpeVia Cartagena Cartas de Navegación Urbana CARTO Cartografías y Mapas Castilla La Mancha Cataluña Cazorla CENTAC CentroCentro Circe City Making Ciudad Ciudad 2.0 Ciudad Deseada Ciudad Discreta Ciudad Marca Ciudad Paramétrica Ciudad sensible Ciudad Sostenible Ciudadanía digital Ciudades Emocionales Ciutat Orgànica Club de Debates Urbanos COAM Cocreación Código Abierto Codiseño Cogestión Cohesión Social Cohousing ColaBoraBora Colectivos Comandante Tom Comercio Común Conama CONAMA 2012 Concursos Condiciones Metropolitanas Contemporáneas Conferencias Congresos Contaminación Cooperación Internacional CooperaGava Copyleft Córdoba LUZe Covivienda Creando Redes Creatividad Social Crisis Crónicas Crowdfunding CSOA La Morada Cultura Cultura Libre Cumpleaños en el bloque Cunctatio Cursos y formación Daniel Ferrer DataViz Debates Democracia Desarrollo Urbano Sostenible Descargas Desigualdad Destrucción Creativa Diagnóstico Diamantina Dinamización económica Diseño Diseño Colaborativo Diseño Urbano Diversificación DIY DMH2013 Do It Yourself Documentos Domenico di Siena Donostia DOT_Euskadi DPR Barcelona Ecología Ecología Urbana Economía Economía social Ecuador Edificio España Edificios públicos vacíos Eduardo Mangada Eduardo Serrano Educación Educación Expandida EDUSI EDUSIOlot EDUSIZGZ Edward Soja Eficiencia energética Eginbook El campo de la cebada El Escorial El Paseo de Jane Empoderamiento English Entorno Natural Entrevistas EQUIciuDAD Ergosfera Erin Johnson Espacio Espacio Comunitario Espacio Público ESPACIOS Espacios de batalla Espalet España Especulación Estados Unidos Estudio Ethel Baraona ETSAM Europa European Green Capital 2012 Euskadi Euskara Eva Morales Eventos Expediciones Experiencias Exposiciones Extremadura Fab Lab Fabricación digital Federico Soriano Financiación colectiva Fluxus Fotografía Francesco Careri Francia FRAVM Fuencarral-El Pardo Fuenlabrada Galicia Gavà GBCe Gehl Architects Género Gentrificación Geografía Georges Perec Gestión Comunitaria Getxo Girona Glocal Gobernanza Graffiti Graffitiaccion GTR Guadalmedina Habitabilidad básica Habitat Hábitat III Habitat3 hACERIA Hangout HarineraZGZ Hécate Herramientas Digitales Hipotecas Hiria Kolektiboa Holanda Huertos urbanos Huesca Iberoamérica Ibiza ICC Iconoclasistas Idensitat IGOP Imagina un Bulevar Improvistos Increasis Indicadores Indicadores Participativos Infraestructuras Innovación Ciudadana innovación social Innovación Urbana InPar Institucionalización INTA Inteligencia Ciudadana Inteligencia Colectiva Interdepartamentalidad Intermediae Internet Investigación Irekia Isabel Martin Ruíz Izaskun Chinchilla Jane Jacobs Javier Burón Javier Puldain Jazar Joan Subirats Jordi Borja Jornadas Jornet Llop Pastor José Fariña José María Ezquiaga José María Romero Juanma Murua Juego Julián Salas La Casa Invisible La Liminal Laboratorios Ciudadanos Laboratorios Ciudadanos Abiertos Laboratorios Urbanos Abiertos lacasinegra Lacol LAG_Euskadi Las Rozas Las Vegas Latinoamérica Lavapiés Lecturas Demoscópicas Lefevbre Left Hand Rotation León 11 Locales comerciales vacíos Logística Los Madriles Los Pirineos LOTP-CLM Lurraldea2040 LurraldeBizia Madrid Madrid Think Tank Málaga Malasaña Manu Fernández Manuela Carmena Mapeo colectivo Mappe Marea Verde Marina Blázquez Mario Gaviria Matadero Madrid MCAS Medialab-Prado Medio Ambiente Mercado de Legazpi Metodología Metodología DCP México Mi Ciudad AC2 Microurbanismo Mientras tanto Miguel Jaenicke MiraQueLindo Miriam García Montenoso Movilidad Movilidad urbana sostenible Mujeres Multidisciplinaridad Murcia n´UNDO Naciones Unidas Náquera Naquerant Espais Negociación Urbana Nociones Comunes Noticias Nueva Agenda Urbana Nueva York Observatorio Panamericano Ocio Okupación Olot Ontinyent ONU Open Data Open Government Open Source Opensource OPPTA Orba Ordenación del territorio Ordenanzas Oviedo P2P Paco Gómez Paco González PAH Paisaje Paisaje Transversal Paisaje Urbano Papers57 París Parque Regional ParqueJH Participación Ciudadana Participación Digital Pasear Paseos Ciudadanos Paseos-Fuencarral Patio Maravillas Patrimonio Peatón PECAM Pedagogía Urbana Pedro Bravo Periferia Perspectiva integral Perú Peter Hall Philadelphia PIAM Piensa Madrid PIER Pierobon Pinto PintoPlanCiudad PKMN Placemaking Planeamiento urbano Planes de Barrio Planes estratégicos PlanHUCA Planur-e PLAYday Políticas Urbanas POLURB 2015 Porfolio Postmetrópolis PPS Premio Privatizaciones Procesos de Negociación Urbana Procesos Participativos Procomún Producción Psicología Ambiental PTP-Bilbao Publicaciones Puente de Vallecas Puerta del Sol Punt Sis Quito Rafael Mata Ramiro Aznar Ramón López de Lucio Reactivación comercial Reciclaje Recife Red de Espacios Ciudadanos Red Viaria Referencias Reflexiones Regeneración Urbana Rehabilitación Rehabitat Renovación Integral Resiliencia Revitalización Comercial Revolución Urbana Rio Grande Rio Grande o diamante da cidade Rivas Vaciamadrid Rural Rusia Salud urbana Sant Miquel Sao Paulo Saskia Sassen SEGIB Segovia Seguridad Sentient city Seres Urbanos Sevilla SIG Sigüenza Sindicato de Arquitectos Sinergia Sostenible Sistemas de Información Geográfica Sito Veracuz Smart cities Smartcitizens SmartcitizensMX SmartZGZ Sociología Sostenibilidad Sprawl Stakeholders State of Power Stepienybarno Stop Depredación Storify Streaming Superilles Tabakalera Taller de Casquería Talleres Talleres de trabajo Tecnalia TED Tenerife Terrazas Territorio Tetuán Think Cities Think Commons TIC Todo por la Praxis Toledo Torrelodones Traficantes de Sueños Transdisciplinariedad TRANSFORMINGMADRID Tránsit Triball Trujillo Turismo TXT Espacio Público UEM UIMP undoestudio Unió de Cooperadors Universidad Complutense de Madrid Universidad Europea de Madrid UPM UPV URBACT Urban Sustainable Development Urbana URBANBAT Urbania ZH Urbanismo Urbanismo Adaptativo Urbanismo Emergente Urbanismo Inclusivo Urbanismo P2P Urbanismo participativo Urbanismo social Urbanismo Táctico URJC Vacíos Urbanos Valencia Valladolid VdB Vecinos VIC Vídeos Villaverde Virgen de Begoña Visualización de datos Vitoria-Gasteiz Vivienda Viviendas vacías Vulnerabilidad WebPT Wikimedia Wikisprint WSB14 Zaida Muxí Zaragoza Zaragoza Open City 2020 Zaramari ZAWP Zinc Shower Zuloark ZZZINC


Este blog funciona bajo una licencia Creative Commons Reconomiento-NoComercial 3.0
Desarrollado con Blogger por Paisaje Transversal