Repensar la movilidad a través de la sostenibilidad

Calmar el tráfico constituye un instrumento para el diseño de un sistema de transporte urbano más eficaz, sostenible y adaptado a las necesidades de los ciudadanos. Aunque el libro no tiene desperdicio, en este foro-debate destacamos el interés de los ejemplos de técnicas de calmado del tráfico que siguen a la explicación detallada de los criterios de planeamiento y los instrumentos estructurales y normativos orientados a la movilidad sostenible.

A continuación podéis leer «Del medio ambiente a la sostenibilidad», el  texto extraído de Calmar el tráfico. Pasos para una nuevacultura de la movilidad urbana, un libro escrito por Alfonso Sanz Alduán para el Ministerio de Fomento en 2008. Queremos dar las gracias al autor por proporcionarnos este fragmento del primer capítulo de esta publicación.



Del medio ambiente a la sostenibilidad
Por Alfonso Sanz Alduán

Un factor que impulsa la transformación de la disciplina del tráfico es la irrupción de los conflictos ambientales globales y del concepto de sostenibilidad. Lo que en los años setenta del siglo pasado era un conflicto de ajuste del tráfico con el medio ambiente, se ha transformado ahora en un reto global: la sostenibilidad. La permanencia de este concepto en el discurso social y político y en los medios de comunicación se traduce necesariamente en un nuevo discurso técnico que atiende, en este caso, a la sostenibilidad de la movilidad.

La cuestión, como ocurre con todos los términos que sufren el uso y el abuso de los media, es discernir sus significados e interpretaciones. Indudablemente no parecen estar hablando de lo mismo sectores tan diversos como los fabricantes de automóviles los vendedores de gasolina o los grupos ecologistas. 

Para unos la «movilidad sostenible» consiste en que el ajetreo de personas y mercancías siga incrementándose indefinidamente aunque, eso sí, aprovechando lo mejor posible los recursos energéticos y materiales requeridos y reduciendo sus impactos. Para otros, sin embargo, la «movilidad sostenible» no puede más que representar precisamente una reflexión sobre los límites de nuestra movilidad, sobre los límites de las demandas de desplazarse y desplazar bienes de aquí para allá, de una punta a otra del planeta o de un extremo a otro de la ciudad. 

En el ámbito de la planificación y del trabajo de los técnicos de la materia, el apellido «sostenible» debería también remodelar parte de la estructura de la disciplina, como se explicaba más arriba en relación al paso del tráfico a la movilidad. La sostenibilidad obliga a reformular también el objeto de estudio, los métodos e instrumentos de análisis y las herramientas de intervención. 

Respecto al objeto de estudio, la sostenibilidad amplía el ángulo de visión de los problemas de la movilidad, haciendo hincapié en relacionar los desplazamientos con sus consecuencias ambientales, tanto las de carácter más local (contaminación del aire, ruido, ocupación de suelo fértil, fragmentación del territorio, etc.) como las de tipo global (cambio climático, biodiversidad, agotamiento de recursos, etc.). 

Esa preocupación por los aspectos globales se refuerza al considerar que la movilidad se confronta con la sostenibilidad no sólo en el momento de los desplazamientos (fase de circulación), sino en todos los eslabones de una cadena de actividades y procesos que son necesarios para que dichos desplazamientos se produzcan. La movilidad es, por tanto, también, la fabricación, reparación y desecho de los vehículos, la construcción, gestión y mantenimiento de las infraestructuras o la extracción y transformación de los combustibles.


Como es sabido, la sostenibilidad no es sólo ambiental sino también social y, por consiguiente, obliga a considerar también las consecuencias sociales del patrón de desplazamientos: la salud, la convivencialidad, la autonomía de los diversos grupos sociales, etc. son elementos a considerar en cualquier balance del modelo de movilidad vigente. 

Tras el dramático cuadro de la accidentalidad afloran otros efectos sociales negativos como el miedo y la preocupación, los cuales desembocan en la inhibición de los modos de desplazamiento peatonal y ciclista y, por consiguiente, en una creciente inequidad del sistema de movilidad y de la capacidad de desplazamiento autónomo de un enorme grupo de la población (niños, ancianos, personas de movilidad reducida).

Esas mismas consecuencias de la peligrosidad se alían con el dominio del espacio público por parte de la función circulatoria frente a los demás usos y actividades de las calles. La estancia y la comunicación en el espacio público, que constituyen parte esencial y fundamento de la vida callejera, se quiebran. Y con ello se deterioran las redes de comunicación vecinal que sirven de cimiento al bienestar e incluso a la salud; como ya mostró Donald Appleyard en los años setenta del siglo pasado, existe una relación inversa entre volúmenes de tráfico e interacción social en el espacio público constituido por la calle (Appleyard, 1981).




Problemas ambientales y sociales que afronta la movilidad.


Sostenibilidad global 

· Escasez de materiales y energía 

· Destrucción de la capa de ozono 

· Cambio climático por emisión de gases de efecto invernadero 

· Disminución de la biodiversidad 

· Lluvias ácidas 


Sostenibilidad local 

· Ocupación de suelos fértiles 

· Intrusión visual 

· Contaminación de suelos y aguas. 

· Impermeabilización del suelo 

· Ruptura de las relaciones entre lo urbano y el entorno natural 


Sostenibilidad social y económica 

· Deterioro de la salud derivada de la contaminación y el ruido 

· Accidentes 

· Miedo, preocupación y estrés en el uso de las calles. 

· Deterioro de la salud como consecuencia de la sedentarización 

· Reducción y perturbación de la comunicación vecinal en el espacio público 

· Disminución de la autonomía de ciertos grupos sociales como niños y ancianos 

· Reducción de la autonomía de las personas con discapacidad 

· Efecto barrera de las infraestructuras para los vecinos 

· Incremento del gasto y la inversión en movilidad en detrimento de otras necesidades sociales 

· Tiempo dedicado a los desplazamientos



Admitida esa expansión de las preocupaciones vinculadas a la movilidad, es evidente que se requieren también nuevos métodos para integrar la información ambiental y social con la estricta de los desplazamientos. No se trata de añadir nuevos capítulos decorativos, con datos y análisis ambientales y sociales, a los planes de tráfico convencionales, sino de desarrollar metodologías que faciliten la comprensión del fenómeno ambiental y social de la movilidad. Las acciones, los planes y las propuestas que apelan a la movilidad sostenible tienen que realizar, por tanto, un contraste sistemático entre los objetivos de movilidad y los objetivos de sostenibilidad. 

Esa incursión en terrenos antes alejados de las preocupaciones de la ingeniería del tráfico se salda con una mayor complejidad de agentes involucrados: la movilidad sostenible es un asunto transversal, es decir, que atañe a múltiples facetas de la actividad social y económica: a las relaciones sociales en el espacio público, al mercado laboral, al medio ambiente, a la salud, a la educación, al modo de hacer ciudad, al destino de las inversiones públicas, a la cultura del uso y cuidado del espacio colectivo, etc. 

De ese modo, las estrategias y políticas de movilidad no puedan restringirse a un ámbito de la administración o de los agentes sociales y económicos, sino que se extiende a la mayoría de ellos. Se puede así hablar de una transversalidad vertical (todos los escalones de la Administración) y de una transversalidad horizontal (todos los departamentos de cada administración y todos los agentes sociales y económicos). 

No hay que olvidar, por último, que la sostenibilidad tiene una exigencia novedosa en relación al sujeto de estudio. No se trata sólo de acoger las necesidades del conjunto de la población, sino también de escuchar su voz. La movilidad sostenible se debe caracterizar por integrar procesos de participación social en los que se pueda escuchar la voz de todos, incluso la de los que normalmente no están bien representados en la «opinión pública», como los niños o las personas mayores. 

Así, la participación en los planes y proyectos de movilidad urbana sostenible, tampoco debe ser un nuevo capítulo decorativo que añadir a los documentos exigidos por las administraciones, sino un elemento que modifica los procedimientos y fases de trabajo. Y lo mismo cabe decir de las medidas que surjan del capítulo de propuestas, que únicamente deben ser puestas en marcha mediante los mecanismos correspondientes de información y sensibilización social.



Alfonso Sanz Alduán es geógrafo, matemático y técnico urbanista, miembro de GEA 21. Ha trabajado como consultor en una treintena de ciudades españolas, colaborando en su planificación urbanística y de movilidad.





Créditos de las imágenes:

Imagen 1: Los peatones deben ser los principales protagonistas de los modelos de movilidad urbana sostenible (fuente:http://www.bestinjurylawyers.com/)
Imagen 2: Aportaciones de peatones y ciclistas a la sostenibilidad (fuente: Alfonso Sanz)
Imagen 3: Calle peatonal en Donostia (fuente: http://cosasquepasanensansebastian.files.wordpress.com/)
Imagen 4: Barrio con tráfico calmado (fuente: Wikipedia)
Imagen 5: Acción durante la Semana de Movilidad Sostenible en Madrid 2012 (fuente: http://madridfree.com/)

2 comentarios:

Ramiro dijo...

Recomendaré este libro a mi padre.

Es curioso porque hoy he tenido una discusión con el sobre porqué no se transmiten todos estos conocimientos y recomendaciones técnicas sobre urbanismo sostenible desde las altas esferas (ministerios) a los municipios (en especial los pequeños). Lo que en esta entrada se denomina "transversalidad vertical".

Para se más concretos, ¿por qué libros y guías como La ciudad paseable, el Libro blanco de la sostenibilidad en el planeamiento urbanístico español o este mismo no se transmiten "hacia abajo"? ¿Falta de comunicación? ¿Falta de interés por alcaldes o "candidatos a", concejales de urbanismo o similares? ¿Alguien lo sabe?

Jorge Arévalo Martín dijo...

Desde mi punto de vista la transversalidad requiere la disposición de múltiples recursos, enfrentados en situación de negociación.

No creo que los agentes políticos estén dispuestos a asumir los costes del despliegue de dichos recursos.

CONTENIDOS

#BancosAtocha #cities4youth #createdestruct #DebatesUrbanos #DigitalMX #EgiaMapa #InnovaciónCiudadana #Meetcommons #OlotMésB #OpenUrbanLab #P2PWikiSprint #PiensaSol #SEMGetxo #SmartcitizensCC #UrbanCommerce #Wikilovesmonuments 15M A Coruña AC Etsam Accesibilidad Activando Espacios Ada Colau Advocacy Planning Agora2015DSS Agricultura Agrupaciones de Arquitectos Urbanistas Airbnb Alcalá de Guadaíra Alcalá de Henares Alcobendas Aldea Digital Alfafar Alimentación Alquiler social Amasté Ambilly Análisis Análisis Urbano Andar Andrés Walliser Aprendizaje Aprendizaje colectivo Aragón Aranjuez Arganzuela Arquia Arquitectura Arquitectura Bioclimática Arquitectura social Arquitecturas Colectivas Arte Arte Urbano ASA Assemble Astra Gernika Asturias Attac Autobarrios Autoconstrucción Autogestión Autonomía Autourbanismo Auzoetxe Baleares Barcelona Basurama BAT Bernardo Gutiérrez Bernardo Secchi Bicicleta BiciMAD BID Bien común Bienal de Paisaje Rural Big Data Bilbao Blog Boa Mistura Bottom up Brasil Buen Vivir Burgos C4C Cambio climático Cambio de época Camiños Seguros Canalejas Cañada Real CarpeVia Cartagena Cartas de Navegación Urbana CARTO Cartografías y Mapas Castilla La Mancha Cataluña Cazorla CENTAC CentroCentro Circe City Making Ciudad Ciudad 2.0 Ciudad Deseada Ciudad Discreta Ciudad Marca Ciudad Paramétrica Ciudad sensible Ciudad Sostenible Ciudadanía digital Ciudades Emocionales Ciutat Orgànica Club de Debates Urbanos COAM Cocreación Código Abierto Codiseño Cogestión Cohousing ColaBoraBora Colectivos Comandante Tom Comercio Común Conama CONAMA 2012 Concursos Condiciones Metropolitanas Contemporáneas Conferencias Congresos Contaminación Cooperación Internacional CooperaGava Copyleft Córdoba LUZe Covivienda Creatividad Social Crisis Crónicas Crowdfunding CSOA La Morada Cultura Cultura Libre Cumpleaños en el bloque Cunctatio Cursos y formación Daniel Ferrer DataViz Debates Democracia Desarrollo Urbano Sostenible Descargas Desigualdad Destrucción Creativa Diagnóstico Diamantina Dinamización económica Diseño Diseño Colaborativo Diseño Urbano Diversificación DIY DMH2013 Do It Yourself Documentos Domenico di Siena Donostia DOT_Euskadi DPR Barcelona Ecología Ecología Urbana Economía Economía social Ecuador Edificio España Edificios públicos vacíos Eduardo Mangada Eduardo Serrano Educación Educación Expandida EDUSI EDUSIOlot EDUSIZGZ Edward Soja Eficiencia energética Eginbook El campo de la cebada El Escorial El Paseo de Jane Empoderamiento English Entorno Natural Entrevistas EQUIciuDAD Ergosfera Erin Johnson Espacio Espacio Comunitario Espacio Público ESPACIOS Espacios de batalla Espalet España Especulación Estados Unidos Estudio Ethel Baraona ETSAM Europa European Green Capital 2012 Euskadi Euskara Eva Morales Eventos Expediciones Experiencias Exposiciones Extremadura Fab Lab Fabricación digital Federico Soriano Financiación colectiva Fluxus Fotografía Francesco Careri Francia FRAVM Fuencarral-El Pardo Fuenlabrada Galicia Gavà GBCe Gehl Architects Género Gentrificación Geografía Georges Perec Gestión Comunitaria Getxo Girona Glocal Gobernanza Graffiti Graffitiaccion GTR Guadalmedina Habitabilidad básica Habitat Hábitat III Habitat3 hACERIA Hangout HarineraZGZ Herramientas Digitales Hipotecas Hiria Kolektiboa Holanda Huertos urbanos Huesca Iberoamérica Ibiza ICC Iconoclasistas Idensitat IGOP Imagina un Bulevar Improvistos Increasis Indicadores Indicadores Participativos Infraestructuras Innovación Ciudadana innovación social Innovación Urbana InPar Institucionalización INTA Inteligencia Ciudadana Inteligencia Colectiva Interdepartamentalidad Intermediae Internet Investigación Irekia Isabel Martin Ruíz Izaskun Chinchilla Jane Jacobs Javier Burón Javier Puldain Jazar Joan Subirats Jordi Borja Jornadas Jornet Llop Pastor José Fariña José María Ezquiaga José María Romero Juanma Murua Juego Julián Salas La Casa Invisible La Liminal Laboratorios Ciudadanos Laboratorios Ciudadanos Abiertos Laboratorios Urbanos Abiertos lacasinegra Lacol LAG_Euskadi Las Rozas Las Vegas Latinoamérica Lavapiés Lecturas Demoscópicas Lefevbre Left Hand Rotation León 11 Locales comerciales vacíos Logística Los Madriles Los Pirineos LOTP-CLM Lurraldea2040 LurraldeBizia Madrid Madrid Think Tank Málaga Malasaña Manu Fernández Manuela Carmena Mapeo colectivo Mappe Marea Verde Marina Blázquez Mario Gaviria Matadero Madrid MCAS Medialab-Prado Medio Ambiente Mercado de Legazpi Metodología Metodología DCP México Mi Ciudad AC2 Microurbanismo Mientras tanto Miguel Jaenicke MiraQueLindo Miriam García Montenoso Movilidad Movilidad urbana sostenible Mujeres Multidisciplinaridad Murcia n´UNDO Naciones Unidas Náquera Naquerant Espais Negociación Urbana Nociones Comunes Noticias Nueva Agenda Urbana Nueva York Observatorio Panamericano Ocio Okupación Olot Ontinyent ONU Open Data Open Government Open Source Opensource OPPTA Orba Ordenación del territorio Ordenanzas Oviedo P2P Paco Gómez Paco González PAH Paisaje Paisaje Transversal Paisaje Urbano Papers57 París Parque Regional ParqueJH Participación Ciudadana Participación Digital Pasear Paseos Ciudadanos Paseos-Fuencarral Patio Maravillas Patrimonio Peatón PECAM Pedagogía Urbana Pedro Bravo Periferia Perspectiva integral Perú Peter Hall Philadelphia PIAM Piensa Madrid PIER Pierobon Pinto PintoPlanCiudad PKMN Placemaking Planeamiento urbano Planes de Barrio Planes estratégicos PlanHUCA Planur-e PLAYday Políticas Urbanas POLURB 2015 Porfolio Postmetrópolis PPS Premio Privatizaciones Procesos de Negociación Urbana Procesos Participativos Procomún Producción Psicología Ambiental PTP-Bilbao Publicaciones Puente de Vallecas Puerta del Sol Punt Sis Quito Rafael Mata Ramiro Aznar Ramón López de Lucio Reactivación comercial Reciclaje Recife Red de Espacios Ciudadanos Red Viaria Referencias Reflexiones Regeneración Urbana Rehabilitación Rehabitat Renovación Integral Resiliencia Revitalización Comercial Revolución Urbana Rio Grande Rio Grande o diamante da cidade Rivas Vaciamadrid Rural Rusia Salud urbana Sant Miquel Sao Paulo Saskia Sassen SEGIB Segovia Seguridad Sentient city Seres Urbanos Sevilla SIG Sigüenza Sindicato de Arquitectos Sinergia Sostenible Sistemas de Información Geográfica Sito Veracuz Smart cities Smartcitizens SmartcitizensMX SmartZGZ Sociología Sostenibilidad Sprawl Stakeholders State of Power Stepienybarno Stop Depredación Storify Streaming Superilles Tabakalera Taller de Casquería Talleres Talleres de trabajo Tecnalia TED Terrazas Territorio Tetuán Think Cities Think Commons TIC Todo por la Praxis Toledo Torrelodones Traficantes de Sueños Transdisciplinariedad TRANSFORMINGMADRID Tránsit Triball Trujillo Turismo TXT Espacio Público UEM UIMP undoestudio Unió de Cooperadors Universidad Complutense de Madrid Universidad Europea de Madrid UPM UPV URBACT Urban Sustainable Development Urbana URBANBAT Urbania ZH Urbanismo Urbanismo Adaptativo Urbanismo Emergente Urbanismo Inclusivo Urbanismo P2P Urbanismo participativo Urbanismo social Urbanismo Táctico URJC Vacíos Urbanos Valencia Valladolid VdB Vecinos VIC Vídeos Villaverde Virgen de Begoña Visualización de datos Vitoria-Gasteiz Vivienda Viviendas vacías WebPT Wikimedia Wikisprint WSB14 Zaida Muxí Zaragoza Zaragoza Open City 2020 Zaramari ZAWP Zinc Shower Zuloark ZZZINC


Este blog funciona bajo una licencia Creative Commons Reconomiento-NoComercial 3.0
Desarrollado con Blogger por Paisaje Transversal