PATRIMONIO Y TURISMO

por Astrid Gracía



Nunca antes conservadores y progresistas, corrientes ideológicas perennemente opuestas, habían estado tan bien avenidos en algo como ahora lo están en la voluntad unánime de defensa del patrimonio histórico. Este afán conservacionista generalizado se trata de un fenómeno reciente que se ha ido gestando en estos últimos cincuenta años, si bien no es la primera vez que el ser humano se interesa por las huellas del pasado: la cultura victoriana y el Romanticismo son el ejemplo claro de que esta sensibilidad y empatía con la antigüedad ya habían estado presentes en otros episodios de la historia. Hay, sin embargo, diferencias fundamentales entre el prisma romántico o victoriano y el prisma de nuestra sociedad contemporánea a través del cual se concibe el patrimonio y, por ende, la cultura. Los movimientos culturales anteriores, tales como los ya citados, acudían a la antigüedad como vía de intervención y mejora de su respectiva modernidad; además, dicha voluntad estaba únicamente mediada por las élites intelectuales de su momento. Actualmente, en cambio, el gusto por la reliquia y las consecuentes respuestas acérrimas contra su destrucción, tienen razones de ser (que después analizaremos) completamente distintas. Por otro lado, ahora no solo la crème de la crème lucha en pro de la integridad del patrimonio, sino que también se han añadido a la batalla las voces populares. No obstante, cabe especificar que la novedosa adhesión de las capas inferiores de la sociedad a este acto reivindicativo no es más que una de las muchas ramificaciones en que se ha desarrollado el creciente interés cultural del pueblo llano, cuyo origen tuvo lugar con la efervescente aparición del pop art en la segunda mitad de los años 1950. Esta nueva concepción de la cultura, concebida como una especie de cajón de sastre donde todo tiene cabida, genera inmediatamente dos discursos contrapuestos: por un lado, están aquellos que la tachan de frívola y consideran un crimen los procesos de masificación y mercantilización cultural que intenta llevar a cabo; por otro, están los que la ven como un fenómeno favorable, que permite un acercamiento más democrático a la cultura y que, por tanto, contribuye al enriquecimiento del individuo –sea cual sea su estrato social- y de la sociedad en general.


La parodia de la captura fotográfica (foto: Martin Parr)


En nuestros días, el patrimonio histórico se ha convertido en una de las víctimas de esta nueva concepción cultural, masiva y mercantil, convirtiéndose así en uno de los principales e imprescindibles puntales de la industria turística. A su vez, el turismo es el motor gracias al cual se sustentan muchas sociedades actuales, aunque no siempre ha sido así. Un primigenio sector turístico empieza a aparecer de forma incipiente durante la primera mitad del siglo XX, pero las dos guerras mundiales y las subsiguientes crisis obstaculizan su desarrollo, el cual se pospone para la segunda mitad del mismo siglo con la aparición del denominado “turismo fordista”. El fordismo favorece un nuevo sistema de producción de carácter masivo destinado a satisfacer, por tanto, las necesidades de un público masivo. La extensa oferta de bienes y servicios que brinda el modelo de Henry Ford requiere el nacimiento de una amplia clase media, hasta entonces prácticamente inexistente, que pueda y quiera convertirse en su consumidora. Paulatinamente, el criterio de producción fordista se va imponiendo en todas las ámbitos de la vida social: alimentación, moda, ocio, cultura (el pop art del que hablaba antes), urbanismo o -como ya había avanzado- turismo.

La implantación del modelo fordista en la esfera turística convierte a ésta en una industria y a los espacios visitados en meros productos. El resultado de esto es la popularización de la práctica turística, ya que se facilitan unas conexiones más rápidas y más económicas entre países visitados y visitantes, pero a la vez se convierte ésta en una acción estandarizada, homogénea y repetitivita; también los turistas y sus destinos adquieren esta esencia estandarizada, homogénea y repetitiva. Los principales focos de turismo, como sopas Campbell’s en un cuadro de Andy Warhol, se convierten en copias clónicas de un modelo territorial preestablecido, rindiendo así culto al sistema de producción en serie ideado por Ford. No importa el destino que elijas, todos reproducen el mismo fiel patrón porque el fordismo se ha encargado de mutilar todos los rasgos diferenciales, en tanto que identitarios, de cualquier espacio turístico. Los turistas prefieren esta clase de destinos esquemáticos: como mínimo así, puesto que se trata de productos que necesitan del desplazamiento del cliente para ser consumidos, resulta más difícil equivocarse a la hora de viajar a un lugar o a otro: en cualquiera de ellos habrá exactamente lo mismo. En cambio, el patrimonio con el que se identifica cada lugar como único e inimitable, así como los restos de ruinas romanas, los museos históricos, las iglesias del Medievo o los palacios renacentistas, son difícilmente vulnerables al proceso de deshumanización que pretende la lógica fordista.


¿Desde cuándo hay playa en Miyazaki? (foto: Martin Parr)


Sin embargo, hoy en día resulta muy fácil encontrarse con vulgares –a veces, incluso, descontextualizadas- recreaciones de los elementos definitorios de un determinado territorio. De este forma, resulta tremendamente fácil “visitar” un país, sin ni siquiera moverte del resort; ir al Poble Espanyol de Barcelona y hacerte una idea básica –muy básica- de lo que es España; o pasar una jornada en Port Aventura y sentirte como Phileas Fogg después de haber dado la vuelta al mundo en ochenta días. La visita a estos burdos facsímiles es la degeneración del generalizado ritual del sightseeing, pero dicha práctica se conforma sobre todo a través de la relación superficial que el turista establece con los monumentos y otros elementos culturales característicos del lugar visitado. Esto quiere decir que el turismo cultural actual se reduce a la breve y frívola acción de reconocimiento de los elementos visitados, esto es, de los iconos turísticos de los que ya tenían conciencia a priori gracias a revistas de viajes, documentales, películas, fotografías, etc. Después de constatar la existencia real de esa imagen preconcebida, la aproximación al monumento que el turista realiza se limita a una fugaz observación; como mucho, a una pueril comparación entre la imagen y lo real; y, sobre todo, a la excitante experiencia de estar ahí, que se evidencia a través del gesto reiterado y mecánico de la fotografía prototípica.

En resumidas cuentas, se puede decir que la gran innovación del turismo actual es la admirable –al tiempo que lamentable- adhesión de la esfera cultural al primitivo, y aún vigente, turismo de sol y playa. La desalmada aplicación de un criterio típicamente fordista a la cultura genuina de cada territorio, ha llevado a la esterilización de los elementos que la componen, reducidos ahora a meros sights, esto es, productos de consumo masivo.

Astrid García es estudiante de Humanidades en la Universidad Autónoma de Bellaterra

<>

EMISIÓN CERO

por Ramiro Aznar Ballarín

Entre los días 5 y 14 de este mes se celebra el festival de cine EMISIÓN CERO. Proyecciones de documentales, mesas redondas, conferencias, exposiciones, etc. sobre la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático. La entrada vale 1 euro y el abono 20 (el importe de las entradas será destinado integramente a plantar árboles).



ECONOMÍA, PODER Y MEGAPROYECTOS



El pasado 27 de mayo se celebró la presentación del libro 'ECONOMÍA, PODER Y MEGRAPROYECTOS ' (Federico Aguilera y José Manuel Naredo editores) en el mardileño Círculo de Bellas Artes. En este coloquio, auspiciado por el Club de Debates Urbanos, participaron José Manuel Naredo, Félix Arias, José María Ezquiaga y Manuel Delgado.

Ramón López de Lucio, moderador de la sesión, nos ha remitido un interesantísimo texto sintético sobre las intervenciones de cada uno de los ponentes que reproducimos a continuación.


Inauguración AULA DIGITAL


El próximo lunes 8 de junio, a las 10:00 h, tendrá lugar en el Hall de la planta X de la E.T.S.A.M. la inauguración del Proyecto de Innovación Educativa "Laboratorio Aula Digital", en el que han participado en estrecha colaboración profesores de los Departamentos de Construcción, Ideación Gráfica y Proyectos Arquitectónicos de la escuela.

El acto será presidido por el Rector de la Universidad Politécnica de Madrid, Excmo. Sr. D. Javier Uceda Antolín.

CONTENIDOS

#BancosAtocha #cities4youth #DebatesUrbanos #DigitalMX #EgiaMapa #InnovaciónCiudadana #Meetcommons #OlotMésB #OpenUrbanLab #P2PWikiSprint #PiensaSol #SmartcitizensCC #UrbanCommerce #Wikilovesmonuments A Coruña AC Etsam Accesibilidad Ada Colau Advocacy Planning Aldea Digital Amasté Ambilly Aprendizaje Aprendizaje colectivo Arganzuela Arquitectura Arquitectura Bioclimática Arquitectura social Arquitecturas Colectivas Arte Arte Urbano ASA Astra Gernika Attac Autobarrios Autoconstrucción Autogestión Autonomía Autourbanismo Barcelona Basurama BAT Bernardo Secchi Bicicleta BiciMAD Bien común Bienal de Paisaje Rural Big Data Bilbao Boa Mistura Bottom up Brasil Buen Vivir Burgos C4C Cambio de época Canalejas Cartas de Navegación Urbana Cartografías y Mapas Cataluña Cañada Real CENTAC City Making Ciudad Ciudad 2.0 Ciudad Deseada Ciudad Marca Ciudad Paramétrica Ciudad sensible Ciudad Sostenible Ciudadanía digital Ciudades Emocionales Club de Debates Urbanos Cocreación Codiseño Cohousing ColaBoraBora Colectivos Comandante Tom Comercio Común Conama CONAMA 2012 Concursos Condiciones Metropolitanas Contemporáneas Conferencias Congresos Cooperación Internacional Copyleft Covivienda Creatividad Social Crisis Crowdfunding Crónicas CSOA La Morada Cultura Cultura Libre Cunctatio Cursos y formación Código Abierto Debates Democracia Descargas Diamantina Dinamización económica Diseño Diseño Colaborativo DIY DMH2013 Do It Yourself Documentos Domenico di Siena Donostia DPR Barcelona Ecología Ecología Urbana Edificio España Edificios públicos vacíos Eduardo Mangada Educación Educación Expandida Eficiencia energética Eginbook El campo de la cebada El Paseo de Jane Empoderamiento Entrevistas EQUIciuDAD Ergosfera Espacio Espacio Comunitario Espacio Público Espalet España Especulación Estados Unidos Ethel Baraona ETSAM Europa European Green Capital 2012 Euskadi Eventos Expediciones Experiencias Exposiciones Extremadura Fab Lab Fabricación digital Federico Soriano Financiación colectiva Fluxus Francia Fuenlabrada Galicia GBCe Gentrificación Geografía Georges Perec Girona Glocal Graffiti Graffitiaccion GTR Guadalmedina Género Habitabilidad básica hACERIA Hangout Herramientas Digitales Hipotecas Hiria Kolektiboa Huesca Iberoamérica ICC Idensitat IGOP Increasis Indicadores Infraestructuras Innovación Ciudadana innovación social Innovación Urbana INTA Inteligencia Ciudadana Inteligencia Colectiva Interdepartamentalidad Investigación Izaskun Chinchilla Javier Burón Joan Subirats Jordi Borja José María Ezquiaga Juego Julián Salas Laboratorios Ciudadanos Laboratorios Ciudadanos Abiertos Laboratorios Urbanos Abiertos lacasinegra Lacol Las Rozas Las Vegas Latinoamérica Lavapiés Lecturas Demoscópicas Lefevbre Left Hand Rotation León 11 Locales comerciales vacíos Logística Los Pirineos Madrid Madrid Think Tank Malasaña Manu Fernández Mapeo colectivo Mappe Marea Verde Marina Blázquez Mario Gaviria Matadero Madrid MCAS Medialab-Prado Medio Ambiente Mi Ciudad AC2 Microurbanismo Miguel Jaenicke Movilidad Movilidad urbana sostenible Murcia Málaga México Mé­xico Naquerant Espais Negociación Urbana Nociones Comunes Noticias Nueva York n´UNDO Náquera Observatorio Panamericano Okupación Olot Open Data Open Government Open Source Opensource OPPTA Ordenación del territorio P2P Paco González PAH Paisaje Paisaje Transversal Papers57 Participación Ciudadana París Patrimonio Peatón PECAM Pedagogía Urbana Periferia Perú Peter Hall Philadelphia Piensa Madrid PKMN Planeamiento urbano Planes de Barrio PLAYday POLURB 2015 Políticas Urbanas Porfolio Privatizaciones Procesos de Negociación Urbana Procomún Producción Psicología Ambiental Publicaciones Punt Sis Ramón López de Lucio Reactivación comercial Reciclaje Recife Referencias Reflexiones Regeneración Urbana Rehabilitación Rehabitat Resiliencia Revitalización Comercial Revolución Urbana Rio Grande Rio Grande o diamante da cidade Rural Rusia Sao Paulo Saskia Sassen SEGIB Segovia Sentient city Sevilla SIG Sindicato de Arquitectos Sinergia Sostenible Sistemas de Información Geográfica Smart cities Smartcitizens Sociología Sostenibilidad Sprawl Stepienybarno Stop Depredación Storify Streaming Tabakalera Taller de Casquería Talleres de trabajo Territorio Tetuán Think Cities Think Commons TIC Todo por la Praxis Toledo Transdisciplinariedad TRANSFORMINGMADRID Triball Trujillo Tránsit Turismo TXT Espacio Público UEM Universidad Europea de Madrid UPM UPV Urbana Urbania ZH Urbanismo Urbanismo Adaptativo Urbanismo Emergente Urbanismo Inclusivo Urbanismo P2P Urbanismo participativo Urbanismo social Urbanismo Táctico URJC Valencia Valladolid VdB VIC Virgen de Begoña Vitoria-Gasteiz Vivienda Viviendas vacías Vídeos Wikimedia Wikisprint Zaida Muxí Zaragoza Zaragoza Open City 2020 Zaramari ZAWP Zinc Shower Zuloark


Este blog funciona bajo una licencia Creative Commons Reconomiento-NoComercial 3.0
Desarrollado con Blogger por Paisaje Transversal