Una reflexión sobre paisajes culturales: la resiliencia como parámetro sintético.

por Begoña Arrate

El concepto de red es cada vez más ultilizado en varios ámbitos. Por ejemplo, hoy en día se habla mucho sobre Internet, redes sociales, redes neuronales, etc.

Según los resultados obtenidos por la ciencia de redes, parece ser que las redes sociales, de corporaciones, de organismos etc. tienen más características en común de lo que se creía hasta hace poco:

La mayoría de redes tiene un número pequeño de elementos o nodos muy conectados, y un número mayor de nodos menos conectados (un nodo sería en biología una especie en el caso de un ecosistema, una neurona en el caso del sistema nervioso, un compuesto metabólico en el caso del metabolismo celular, etc.).

• Generalmente, en los sistemas naturales los nodos están muy conectados entre ellos, lo cual permite al sistema perdurar y seguir funcionando a pesar de errores y perturbaciones. El hecho de que los nodos de un sistema en red estén muy conectados confiere al sistema una propiedad emergente (es decir, una propiedad que no tienen los elementos del sistema, pero sí el sistema como tal, como consecuencia de la interactuación entre todos sus elementos): la resiliencia, o capacidad de que el cambio no ponga en peligro la supervivencia y el funcionamiento del propio sistema.

Pongamos por ejemplo el caso de una persona que una noche de viernes tiene muchas ganas de salir pero en el último momento se queda sin plan. Si esa persona es un nodo muy conectado de la la red social, es decir, si está relacionada con muchas personas, tendrá muchas probabilidades de hacer un nuevo plan y salir esa misma noche. En cambio, si es una persona que se relaciona con muy poca gente, en principio le resultará más difícil encontrar un plan alternativo.

Pongamos ahora un segundo ejemplo: la avería de un ordenador de una red local. La gravedad de la avería dependerá en gran medida del número de conexiones que ese ordenador tenga con los demás de la red local. Si se trata de un ordenador muy conectado con los demás ordenadores, el sistema se verá lógicamente más afectado que si se trata de un ordenador poco conectado con los demás ordenadores.

• El hecho de que un sistema tenga algunos nodos muy conectados es un arma de doble filo, pues por una parte confiere resiliencia al sistema si los nodos menos conectados fallan, pero por otra parte la desaparición de los nodos más conectados pondría en grave peligro la supervivencia y el funcionamiento del sistema.




Digarama de una "Red Libre de Escala": Nodos y enlaces (p.ej.: Internet)


Para aumentar la resiliencia de un sistema, deben preverse las situaciones de mayor vulnerabilidad de este (lluvias torrenciales, sequías extremas, posibles blackouts, etc.) y lograr que el sistema sea capaz de hacerles frente para verse afectado en la menor medida de lo posible y poder, así, seguir funcionando. Es decir, en los nodos más conectados del sistema por donde pasan los mayores flujos de materia, energía e información deben preverse diversas situaciones límite, y buscar formas de que esos nodos sean capaces de asegurar que en dichas situaciones el sistema siga funcionando y no sufra daños.

La resiliencia aumentada de la manera que venimos de mencionar unida a la protección de los nodos más conectados del sistema permite que un ecosistema sea desde su mismo diseño un ecosistema que, además de optimizar al máximo la utilización del recursos, tenga la capacidad de hacerlo en diversas situaciones. Es decir, se trataría de un ecosistema capaz de adaptarse tanto a los cambios ocurridos puntualmente en el entorno, como a cambios a largo plazo (y, por lo tanto, capaz de evolucionar).


Begoña Arrate es bióloga


Bibliografía recomendada:

BARABÁSI, Albert-László: Linked. How everything is connected to everything else and what it means for business, science and everyday life, Plume, 2003.





Creative Commons License


Esta

obra está bajo una

licencia de Creative Commons.



Arquitectura, Urbanismo y Cambio Climático: la “explosión de la ciudad” como metáfora de una urbanidad basada en el consumo masivo de energía

por Ramón López de Lucio. Junio 2007

Este año se ha publicado en castellano un libro que analiza la evolución reciente de trece regiones urbanas de la Europa meridional ( A. Font, coordinador). Su título no puede ser más expresivo, “La explosión de la ciudad”, como metáfora diáfana de lo que esta sucediendo en las grandes ciudades en los últimos 25/ 30 años, desde 1975.

Literalmente estas—y también , a su escala, las medianas y pequeñas—han explosionado. En el sentido físico de que la clásica ciudad , densa y compacta, claramente diferenciada del entorno rural, ha estallado en fragmentos que se han dispersado por territorios cada vez más amplios. Estos espacios alcanzan radios de 50 y hasta 100 kms en torno a la ciudad central. En estas dilatadas extensiones—entre 8 mil y 31 mil kilómetro cuadrados de superficie—se encuentran piezas urbanas de muy distintas formas y funciones : la ciudad principal y sus diferentes periferias, otras ciudades menores captadas en la órbita del fenómeno metropolitano/regional, antiguos núcleos rurales convertidos en ciudades-dormitorio, polígonos industriales y terciarios, urbanizaciones residenciales aisladas, grandes equipamientos descentralizados y autónomos, elementos logísticos y unidades productivas igualmente aisladas y autosuficientes, parques metropolitanos, zonas agrícolas residuales, espacios vacíos en expectativa, etc.


México D.F.


PROPUESTAS DE ACTUACIÓN III (MEDIO SOCIAL Y URBANO)

por Laura, Ramiro y Jesús

Subtramo corredor verde
El espacio de relación con el tramo aguas arriba del río Huerva, se encuentra asociado al Puente del Emperador Augusto. En este ámbito, que actúa de conexión con el corredor ecológico que se establece tomando como eje estructural el río Huerva, deben desarrollarse una serie de actuaciones – además de la necesaria complementariedad entre los trabajos a ejecutar - que conecten ambos tramos y establezcan una adecuada funcionalidad paisajística, ambiental y de movilidad, generando un “nodo” de relación en el corredor verde.

Algunas de las actuaciones a desarrollar, podrían ser las siguientes:

  • Integración del vial peatonal y de bicicletas con la ribera del río Huerva, en su margen izquierda, conectando en este punto con el tramo aguas arriba.
  • Creación de un área de relación con el cauce mediante la ejecución de un mirador ligado a la orilla fluvial e integrada con los ecosistemas de ribera.
  • Creación de un área recreativa junto al estribo izquierdo del puente donde se ubica el actual acceso peatonal mediante escaleras. En esta área recreativa y de descanso, se procederá a la instalación de mobiliario urbano adaptado a este enclave, respetando en lo posible la vegetación autóctona, además de la implantación de un rocódromo aprovechando el muro existente.
  • Se dotará de una adecuada instalación de alumbrado en esta área – fundamentalmente bajo el puente del Emperador Augusto – que permita un adecuado uso y disfrute de este nodo de relación.

El único acceso a la ribera del río Huerva en este subtramo, se realizará desde el mirador propuesto, estableciéndose un área inaccesible aguas abajo, aplicando criterios de medio natural y paisajístico.

Subtramo paisaje
En la actualidad, la Avda. de Goya a su paso sobre el río Huerva, es un viario de doble sentido, con una anchura global de 45 m, con tres carriles de circulación por cada sentido. La estructura de ventilación del ferrocarril, situada en el espacio central, actúa como una pequeña rotonda que permite el giro de los vehículos.

  • Modificación del tratamiento superficial de los pavimentos para hacer saber a los automovilistas que atraviesan tanto un sistema natural significativo, el rio Huerva, como una importante vía peatonal y de bicis, contribuyendo también a reducir la velocidad de los coches. El pavimento de calzada debería ser rugoso o de diferente color para expresar correctamente el encuentro de ambas tramas, la rodada con la peatonal y de bicis.
  • Eliminación de los carriles que definen la rotonda, y su transformación en zona peatonal adscrita a la red peatonal que configura el corredor.
  • Formación de una gran linterna piramidal para cubrir el actual hueco del puente, proponemos ejecutarla con estructura básica de acero cubierta de malla atirantada de acero inoxidable. Por la noche podría iluminarse desde su interior. Es una solución ligera que permite la correcta ventilación del túnel y su protección ante cualquier vandalismo.

Esta zona se circunscribe únicamente al subtramo comprendido entre la Avda. de Goya y Gran Vía. Es aquí donde el corredor ecológico pierde su funcionalidad, en primer lugar, por la barrera que supone el paso del ferrocarril AVE bajo el puente de la Avda. Goya, y en segundo lugar, por la culminación en el tramo cubierto del río bajo el Paseo de La Gran Vía. A todo lo anterior, hay que añadir además la presencia de grandes infraestructuras de abastecimiento y saneamiento por la ribera más cercana al cauce.

Este ámbito, encajado y deprimido respecto a la trama urbana colindante, unido a su carácter umbroso y su escasa extensión longitudinal, no permite la continuidad propia de un corredor verde, y consecuentemente, su única vocación posible es la de constituir una escena que recree un ambiente fluvial, integrándolo en el paisaje de la ciudad. Escena que puede alcanzar un gran valor por su tamaño y envidiable situación en el centro del tejido urbano de la ciudad. Aunque este subtramo tiene escasa longitud, su ancho hace posible la creación de un espacio de gran valor paisajístico y facilita su contemplación desde las dos márgenes.

Teniendo en cuenta los objetivos enunciados, la configuración topográfica de este subtramo y el deseo de acercar y hacer visible a los ciudadanos para su disfrute esta escena urbana recreada, las acciones propuestas sobre el mismo son:

  • Para una mejor transición en la margen izquierda, y próximo a la plataforma peatonal (de mayor o menor anchura en función de las alternativas propuestas), se ha incorporado una unidad de plantación abierta denominada PRADERA ARBOLADA, con el objetivo de mejorar la visualización del ámbito restaurado.
  • Ocultación mediante barreras visuales, tanto físicas como vegetales de las infraestructuras de abastecimiento y saneamiento que discurren por la margen derecha del cauce en este subtramo.
  • En la margen izquierda, se propone la formación de una plataforma entre la calle Alférez Provisional y esa misma margen. Su trazado discurre paralelo a esa calle. Esta Plataforma acerca a los ciudadanos hasta la pradera arbolada y el río y los aleja y protege del ruido de la ciudad, también recoge a cota adecuada la pasarela peatonal trazada desde la orilla derecha más deprimida, con el fin de que los recorridos peatonales no alcancen una pendiente muy elevada.

PROPUESTAS DE ACTUACIÓN II (MEDIO BIOLÓGICO)

por Jesús, Ramiro y Laura

Regeneración del ecosistema de ribera
La actuación pretendida, es la de recuperación de un soto fluvial aprovechando una banda de protección activa que abarque, como mínimo, los límites de la avenida ordinaria ampliada en ambas márgenes por dos zonas laterales de mayor o menor anchura, dependiendo de la vegetación autóctona existente y de la presencia de terrenos de transición al tejido urbano consolidado, susceptibles de regeneración natural.

El bosque fluvial resultante, de importante función ecológica, deberá ser autosostenible aunque sea necesario aportar riegos en los primeros años, hasta que se desarrollen los sistemas radiculares.

  • Pradera arbolada: Comunidad no ligada al soto fluvial, y de aplicación tan solo en la margen izquierda del subtramo en proximidad a la Gran Vía. Se sembrarán especies herbáceas encespedantes y ejemplares aislados de álamos Populus alba.
  • Comunidades pioneras: Estrato herbáceo y arbustivo más próximo al cauce y a su influencia directa. No se incluye su plantación porque su recuperación es natural a partir de las semillas que aporta la corriente fluvial.
  • Sauceda y chopera: Plantación de estrato arbóreo a partir de sauce Salix alba y chopo Populus nigra.
  • Olmeda y fresneda: Plantación de estrato arbóreo en la que se alternarán, de forma aleatoria, al igual que en la comunidad anterior, fresnos Fraxinus angustifolia y olmos Ulmus minor.
  • Estrato lianoide: Para tapizar los muros de estabilización en los límites del ámbito de actuación, se plantarán especies de ribera propias del estrato lianoide: Hedera helix, Clematis vitalba y Humulus lupulus.

Métodos de actuación

Técnicas de plantaciones

  • Estaquillado: este método consiste en introducir en el sustrato estaquillas de plantas leñosas, capaces de arraigar y desarrollar una planta adulta, de longitud y grosor suficiente para que puedan ser clavadas en el suelo como estacas. Cuando las estaquillas arraigan crean una matriz de raíces que estabilizan el suelo por refuerzo y cohesión de sus partículas, y reducen el exceso de humedad. Esta técnica será utilizada de forma predominante para la plantación de chopos, aunque también será utilizada en menor medida para los sauces.
  • Fajinas: son manojos de ramas y tallos atados en forma de uso que se colocan en el fondo de zanjas poco profundas, recubriéndolas parcialmente de tierra. Para evitar que se muevan pueden fijarse con estacas de madera o con estaquillas de la misma especie empleada en la construcción de las fajinas. Esta técnica será utilizada de forma predominante para la plantación de sauces, aunque también será utilizada en menor medida para los chopos.
  • Plantones: pies de planta procedentes de vivero con cepellón, para el caso del estrato lianoide y fresno. Los módulos de plantación intentaran recrear lo más fielmente posible la complejidad de los bosques de ribera.

Regeneración del olmo

Debido al buen estado de conservación de los pies de planta de esta especie, no llevaremos a cabo ninguna actuación en particular, permitiendo su regeneración natural.

Erradicación de las especies exóticas
Eliminación de especies invasoras, en especial el ailanto, que se está convirtiendo en un problema de invasión biológica muy grave y que, además de desplazar a la vegetación riparia, puede producir daños en infraestructuras y elementos urbanos.

Características ecológicas del ailanto
Ailanthus altísima es una especie perteneciente a la familia Simaroubaceae y originaria de China. Se importó a muchos países con fines ornamentales, así como para la fijación de taludes, debido a su rapidez de crecimiento. Esta especie se reproduce tanto desde semillas como de rebrote. Las semillas son fácilmente arrastradas por el viento y tiene un porcentaje de viabilidad muy elevado. La mayoría de los pies de planta comienzan a reproducirse a los 10-20 años, no obstante los rebrotes de 2 años pueden producir frutos y se han visto florecer plántulas de 1 año. El ailanto está adaptado a una gran cantidad de tipos de suelos, tolera la sequía y los suelos rocosos, hasta el punto de abrirse camino entre las grietas del pavimento. Es común en zonas urbanas, sitios perturbados y es una especie pionera en la sucesión. Además de su prolífica reproducción vegetativa, se ha comprobado que el ailanto tiene efectos alelopáticos sobre muchas otras especies, actuando como un inhibidor de la sucesión. Todas estas características muestran un perfil muy agresivo de especie exótica invasora, haciendo del ailanto un enemigo a combatir en nuestros ecosistemas.

Métodos de erradiación y control del ailanto

Control mecánico

Las plántulas de pequeño porte pueden ser erradicadas por arranque, preferentemen­te antes de que produzcan semillas. No obstante, en caso de plántulas con un sistema radicular ya bien desarrollado, será imposible retirar la totalidad de las raíces del suelo. Estas raíces remanentes rebrotarán y, por lo tanto, habrá que eliminarlas antes de que lo hagan, lo que requiere una fuerte inversión en tiempo y dinero.

Las técnicas de tala o anillado (tala de corteza y cambium) son fáciles de llevar a cabo y no requieren una gran inversión económica ni de personal. La tala presenta el problema de estimular fuertemente la aparición de brotes, lo que hará necesario repe­tir la operación varias veces por temporada. En el caso de anillado, esta puede ir acompañada de un tratamiento herbicida aplicado localmente en la tala. Teniendo en cuenta la fuerte capacidad de rebrote que caracteriza esta especie, es obligatorio realizar un monitoreo de la zona hasta un año después de la eliminación del último rebrote. El control mecánico es totalmente inútil de realizarse en una única ocasión. Recientes estudios en parques naturales en Estados Unidos, indican que las técnicas de tala no sólo no fueron efectivas para la eliminación del ailanto, sino que, además, causaron un aumento en la densidad de individuos en el parque, por lo que dichas investigaciones desaconsejan totalmente su uso. En otros casos, el control mecánico se recomienda sólo para pequeñas zonas y únicamente como paso previo al control químico.

Control químico

Se realiza, básicamente, mediante estos tres fitocidas: imazapyr, glifosato y triclopir. El tratamiento herbicida contra Ailanthus puede ser aplicado bási­camente de tres maneras. Por una parte, se puede hacer una aplicación foliar (con glifosato al 4%, como por ejemplo), bien con mochilas o bien con aplicaciones de alto volumen si la densidad de individuos es muy elevada. Esta técnica está considerada como muy efectiva y renta­ble. No obstante, es evidente que, dado el porte de esta especie, la aplicación provo­cará la deriva del herbicida, que al ser no-específico tendría consecuencias negativas en la flora nativa.

Existe una técnica más refinada e innovadora que las anteriores. Consiste en insertar a lo largo de la base del tronco cartuchos con imazapir, principalmente (E-Z-Ject). Causando la mortalidad más elevada de todos los métodos citados anteriormente.

Sin embargo no debemos dejarnos convencer tan fácilmente por el uso de estos fitocidas. No hay que olvidar que en primer lugar es necesario comprobar los posibles efectos que tendrían sobre la vegetación y fauna de la zona a restaurar. Los resultados obtenidos por Lewis en 2007 ponen de manifiesto el peligro de la aplicación de estos compuestos exógenos al sistema. Las pruebas se realizaron para testar los efectos secundarios utilizando en sistema E-Z-Ject. Se llegó a la conclusión de que debido a al gran extensión del sistema radicular del ailanto, no sólo se veía afecta el árbol tratado, sino también aquellos ailantos y árboles autóctonos presentes, demostrando que imazapir era capaz de traslocarse de un pié a otro produciendo efectos tóxicos. Silva en 2004 demostró, al menos en Eucalyptus grandis, la presencia de imazapir o sus metabolitos en exudados radiculares, permitiendo arrojar algo de luz sobre este proceso.


Los párrafos anteriores ponen en entredicho la utilización del control químico. En el caso del tramo del río Huerva que queremos rehabilitar, nos encontramos con vegetación autóctona, como el caso del olmo, en regeneración. Por ello sería contraproducente poner en peligro a estos pies de planta preexistentes, empleando fitocidas. Por otro lado la existencia del cauce agrava este problema, ya que no podemos evitar el posible arrastre de estos compuestos por el agua, pudiendo producir efectos negativos para la flora aguas abajo.

Como conclusión, decir que en cuanto al control del ailanto en el río Huerva no guiaremos por la famosa frase de “no añadir ningún componente exógeno al sistema”.


Eliminación del efecto barrera

En la actualidad, la existencia de una barrera visual generada por vegetación de hoja perenne, impide la contemplación del ambiente natural ligado al río Huerva, desde el corredor peatonal en ambas márgenes. Este efecto se acentúa notablemente en el tramo de la calle Alférez Provisional comprendido entre los puentes de Emperador Augusto y Avda. Goya, donde la proximidad de las plantas, incremente este efecto.


Esta barrera visual, actúa además en ambos sentidos, creando inseguridad y sensación de aislamiento y marginación a la movilidad peatonal ligada al ambiente fluvial.

Esta eliminación del efecto barrera, tiene que conllevar una serie de acciones que aumenten la permeabilidad visual como son las siguientes:

  • Derribo del tramo superior del muro existente, y su sustitución por un elemento de seguridad permeable. Esta acción permitirá además acercar el viario peatonal al nuevo ambiente a recrear en el entorno del río Huerva.
  • Supresión de vegetación perennifolia que actúa como efecto barrera.

PROPUESTAS DE ACTUACIÓN I (HIDROGEOMORFOLOGÍA)

por Ramiro, Jesús y Laura

Muro estabilizador y ampliación del ecosistema de ribera

Para la regularización geomorfológica hay que plantear soluciones drásticas que posibiliten, por un lado, la ampliación de los espacios ribereños, recuperando ambientes y funciones ecológicas ligadas al cauce fluvial, y por otra la estabilización de la ladera vertiente, que permita la consolidación del viario y de las edificaciones anexas.

La solución planteada consiste en un muro estabilizador de hormigón armado con tipología de ménsula y zapata con puntera y talón y altura máxima de ocho metros. Las consecuencias de la implantación de este muro, serían entre otras, las siguientes:

  • Ampliación del espacio ribereño, permitiendo su recuperación ecológica a partir de la regeneración de las comunidades vegetales típicas de los ecosistemas de ribera.
  • Eliminación de los materiales de relleno, y recuperación del sustrato aluvial propio del cauce fluvial.
  • Ampliación de la calle Genoveva Torres y su transformación en un eje peatonal que mejore sustancialmente la movilidad y la escena urbana actual, tal como se detalla en otro apartado posterior.

Remodelado topográfico

  • Descompactado: crea caminos de drenaje e incrementa la velocidad de infiltración a través del suelo, reduciendo el volumen de escorrentía y la densidad del suelo y aumentando su capacidad de almacenamiento de agua y la profundidad potencial de enraizamiento. Se emplea ripper, un subsolador o un arado de vertedera.
  • Perfiles redondeados: bordes redondeados del talud para favorecer el arraigo de la vegetación y además, dar una apariencia más natural.

OBJETIVOS Y PROPUESTAS DE ACTUACIÓN EN LA RESTAURACIÓN DE LA RIBERA DEL RÍO HUERVA

por Laura, Ramiro y Jesús

Establecimiento de objetivos
El objetivo central de este proyecto es promover un cambio de tendencia hacia la dignificación de este cauce y sus riberas y márgenes, abandonando la consideración establecida de espacio marginal utilizado como colector de vertidos líquidos y lugar adecuado para acumular escombros, y fomentar la ampliación de la trama urbana en detrimento del ambiente fluvial.

Este objetivo principal se puede desglosar en los siguientes objetivos específicos:

  • Recuperación del ambiente fluvial.
  • Potenciar el río Huerva como eje longitudinal para usos ecológicos, paisajísticos y de disfrute ciudadano.
  • Facilitar la permeabilidad peatonal entre márgenes.

Propuestas de actuación
Dentro de las actuaciones referidas al medio social y urbano sería la creación de un corredor verde en el primer subtramo, reforzar el carácter peatonal del viario circundante, así como definir un carril bici que permita recorrer prácticamente todo el trazado sin interferencias importantes con el tráfico rodado. Esta actuación debe ir acompañada de una adecuada conexión entrecalles de ambas márgenes que en la actualidad desembocan en las calles paralelas al río. El aumento de esta permeabilidad peatonal permitirá, tal como se ha comentado anteriormente, Además de reforzar el carácter peatonal, es necesario potenciar la accesibilidad peatonal al entorno del río, y la visión del propio río desde los nuevos ejes peatonales.

Respecto a la hidrogeomorfología se llevará a cabo una regularización topográfica y geomorfológica.

En cuanto al medio biológico se realizará una regeneración de la fitocenosis de ribera, una recreación de hábitats de orilla fluvial y una revegetación y actuaciones de transición entre el ambiente fluvial y el medio urbano.

UN CORREDOR VERDE EN EL CENTRO DE ZARAGOZA

por Jesús, Laura y Ramiro

La restauración y rehabilitación del tramo del río Huerva a su paso por Zaragoza puede permitir generar un corredor verde (“greenway”) en el mismo centro de la ciudad. Aunque después del diagnóstico del área de estudio sólo el subtramo aguas arriba podría comportarse como tal. Así pues, en el siguiente post nos centraremos en estos componentes del tejido urbano y las relaciones existentes con nuestra zona a restaurar.

Definición y evolución de los corredores verdes
Quizás la mejor manera de definir este término es fijarnos en sus dos palabras constituyentes: corredor (“way”) que implica movimiento de un punto a otro, tanto de personas, animales, semillas, agua, etc.; y verde (“green”) que hace alusión a zonas con elevada vegetación. Un trasfondo muy importante que subyace en la palabra corredor es la fascinación humana por seguir un camino, una ruta o incluso un argumento. Pero más importante es quizás su segundo componente que permite acercar la naturaleza a la sociedad.

Podemos distinguir tres etapas o generaciones en la emergencia y evolución de los corredores verdes como una forma de paisaje urbano. Bulevares y alamedas fueron la primera generación de corredores verdes (1700-1960). A continuación les siguieron senderos orientados al ocio y recreo con acceso a ríos, arroyos, canales, etc., frecuentemente libres de tráfico rodado (1960-1985). Por último nos encontramos con los corredores verdes de tercera generación, en los que la sostenibilidad reúne aspectos tan dispares como el disfrute, la conservación de la naturaleza, desarrollo urbano y belleza paisajística (1985-2008).


Las dimensiones humanas de los corredores verdes

Los corredores verdes son componentes de la escena urbana utilizados por la sociedad para recreo y disfrute. Las vivencias asociadas y la percepción adquirida de estos peculiares paisajes se pueden descomponer en seis dimensiones: limpieza, naturalidad, estética, seguridad, acceso y desarrollo. Algunas de las cuales se pueden encontrar en las ideas del Romanticismo del siglo XVIII y filósofos como Thoreau y practicadas por arquitectos del paisaje como Olmsted.

La limpieza en nuestra zona de estudio es una dimensión a tener en cuenta ya que se ha convertido con el paso de los años en un lugar residual y marginal, donde únicamente los perros encuentran acomodo y alivio. La naturalidad de la ribera es un recurso clave en el paisaje. Hoy en día la vegetación y fauna natural es percibida positivamente por la sociedad, la interacción con este paisaje mejora la salud y bienestar físico y mental. Este fenómeno es especialmente importante en el centro de Zaragoza donde el acceso a la naturaleza se encuentra frecuentemente limitado, ya que existen pocas zonas verdes en la ciudad. Otra de las dimensiones humanas a tener en cuenta es la estética, la belleza al borde de estos paisajes puede proporcionar paz y tranquilidad, contrastando con la matriz urbana circundante y actuando como una fuente de inspiración. En nuestro caso debemos potenciar la belleza del lugar ya que en estos momentos la ribera se encuentra en un estado de degradación y oscuridad bastante elevadas.


La seguridad física es uno de los factores más importantes en nuestro tramo de estudio debido al desequilibrio geomorfológico que presenta. Una gran extensión de las orillas posee elevadas pendientes y en muchos casos es necesaria la colocación de vallas protectoras, con las cuales no se sabe si se pretende proteger al río o al ciudadano. No nos podemos olvidar de la seguridad personal, ya que esta zona de la ribera es conocida por su utilización por drogadictos. Uno de los objetivos de nuestro proyecto sería incrementar la percepción de seguridad de la ribera, esto se puede conseguir a través de una cubierta vegetal abierta. Otra de las dimensiones humanas es el acceso, tanto visual (perspectiva) como físico (al público). Respecto al primero las perspectivas desde las principales calles, Gran Vía, Goya y Puente Emperador Augusto, son bastante buenas; mientras que las perspectivas desde las calles paralelas al cauce son bastante malas o nulas (efecto barrera producido por la vegetación alóctona). El acceso peatonal está restringido por un lado por las escasas entradas, por el gran desnivel existente entre la calle y el río y por lo poco atractivo del lugar. El uso y desarrollo, última de las dimensiones humanas, ha sido uno de los factores más determinantes y modeladores de la configuración de la ribera. Tenemos que pasar de un urbanismo sin escrúpulos a una integración sensata y sensible de ambos componentes, basándonos en los principios de la ecología urbana.

Preferencias estéticas versus objetivos ecológicos en la restauración de riberas
Hemos hablado de cómo percibe la sociedad los corredores verdes, pero no de cómo percibe la restauración de los mismos. Existen tres características que se pueden distinguir en estos proyectos: la estética y naturalidad resultante, y la integridad ecológica, definida como la calidad ecomorfológica del río. Se ha visto que las preferencias estéticas están positivamente relacionadas como la integridad ecológica, y que estas preferencias están influenciadas principalmente por la naturalidad del cauce. Por tanto, pequeños esfuerzos de restauración o mejora son valorados positivamente por el público, debido al aumento asociado de belleza y naturalidad de estos sistemas. Este hecho nos alienta a llevar a cabo una rehabilitación del río Huerva, ya que en la mayoría del tramo es imposible realizar una verdadera restauración debido a su alto estado de degradación y, a que las edificaciones y escombros adyacentes reducen el espacio disponible para cualquier operación.

Bibliografía

Searns, R. M. 1995. The evolution of greenways as an adaptive urban landscape form. Landscape and Urban Planning.

Baschak, L. A. y Brown, R. D. 1995. An ecological framework for the planning, design and management of urban river greenways. Landscape and Urban Planning.

Gobster, P. H. y Westphal, L. M. 2004. The human dimensions of urban greenways: planning for recreation and related experiences. Landscape and Urban Planning.

Junker, B. y Bucheker, M. 2008. Aesthetic preferences versus ecological objectives in river restorations. Landscape and Urban Planning.

CONTENIDOS

#BancosAtocha #DebatesUrbanos #DigitalMX #EgiaMapa #InnovaciónCiudadana #Meetcommons #OlotMésB #OpenUrbanLab #P2PWikiSprint #PiensaSol #SmartcitizensCC #UrbanCommerce #Wikilovesmonuments A Coruña AC Etsam Accesibilidad Ada Colau Advocacy Planning Aldea Digital Amasté Ambilly Aprendizaje Aprendizaje colectivo Arganzuela Arquitectura Arquitectura Bioclimática Arquitectura social Arquitecturas Colectivas Arte Arte Urbano ASA Astra Gernika Attac Autobarrios Autoconstrucción Autogestión Autonomía Barcelona Basurama BAT Bernardo Secchi Bicicleta BiciMAD Bien común Bienal de Paisaje Rural Big Data Bilbao Boa Mistura Bottom up Brasil Buen Vivir Burgos C4C Cambio de época Canalejas Cartas de Navegación Urbana Cartografías y Mapas Cataluña Cañada Real CENTAC City Making Ciudad Ciudad 2.0 Ciudad Deseada Ciudad Marca Ciudad Paramétrica Ciudad sensible Ciudad Sostenible Ciudadanía digital Ciudades Emocionales Club de Debates Urbanos Cocreación Codiseño Cohousing ColaBoraBora Colectivos Comandante Tom Comercio Común Conama CONAMA 2012 Concursos Condiciones Metropolitanas Contemporáneas Conferencias Congresos Cooperación Internacional Copyleft Covivienda Creatividad Social Crisis Crowdfunding Crónicas CSOA La Morada Cultura Cultura Libre Cunctatio Cursos y formación Código Abierto Debates Democracia Descargas Diamantina Dinamización económica Diseño Diseño Colaborativo DIY DMH2013 Do It Yourself Documentos Domenico di Siena Donostia DPR Barcelona Ecología Ecología Urbana Edificio España Edificios públicos vacíos Eduardo Mangada Educación Educación Expandida Eficiencia energética Eginbook El campo de la cebada El Paseo de Jane Empoderamiento Entrevistas EQUIciuDAD Ergosfera Espacio Espacio Comunitario Espacio Público Espalet España Especulación Estados Unidos Ethel Baraona ETSAM Europa European Green Capital 2012 Euskadi Eventos Expediciones Experiencias Exposiciones Extremadura Fab Lab Fabricación digital Federico Soriano Financiación colectiva Fluxus Francia Fuenlabrada Galicia GBCe Gentrificación Geografía Georges Perec Girona Glocal Graffiti Graffitiaccion GTR Guadalmedina Género Habitabilidad básica hACERIA Hangout Herramientas Digitales Hipotecas Hiria Kolektiboa Huesca Iberoamérica ICC Idensitat IGOP Increasis Indicadores Infraestructuras Innovación Ciudadana innovación social Innovación Urbana INTA Inteligencia Ciudadana Inteligencia Colectiva Interdepartamentalidad Investigación Izaskun Chinchilla Javier Burón Joan Subirats Jordi Borja José María Ezquiaga Juego Julián Salas Laboratorios Ciudadanos Laboratorios Urbanos Abiertos lacasinegra Lacol Las Rozas Las Vegas Latinoamérica Lavapiés Lecturas Demoscópicas Lefevbre Left Hand Rotation León 11 Locales comerciales vacíos Logística Los Pirineos Madrid Madrid Think Tank Malasaña Manu Fernández Mapeo colectivo Mappe Marea Verde Marina Blázquez Mario Gaviria Matadero Madrid MCAS Medialab-Prado Medio Ambiente Mi Ciudad AC2 Microurbanismo Miguel Jaenicke Movilidad Movilidad urbana sostenible Murcia Málaga México Mé­xico Naquerant Espais Negociación Urbana Nociones Comunes Noticias Nueva York n´UNDO Náquera Observatorio Panamericano Okupación Olot Open Data Open Government Open Source Opensource OPPTA Ordenación del territorio P2P Paco González PAH Paisaje Paisaje Transversal Papers57 Participación Ciudadana París Patrimonio Peatón PECAM Pedagogía Urbana Periferia Philadelphia Piensa Madrid PKMN Planeamiento urbano Planes de Barrio PLAYday POLURB 2015 Políticas Urbanas Porfolio Privatizaciones Procesos de Negociación Urbana Procomún Producción Psicología Ambiental Publicaciones Punt Sis Ramón López de Lucio Reactivación comercial Reciclaje Recife Referencias Reflexiones Regeneración Urbana Rehabilitación Rehabitat Resiliencia Revitalización Comercial Revolución Urbana Rio Grande Rio Grande o diamante da cidade Rural Sao Paulo Saskia Sassen SEGIB Segovia Sentient city Sevilla SIG Sindicato de Arquitectos Sinergia Sostenible Sistemas de Información Geográfica Smart cities Smartcitizens Sociología Sostenibilidad Sprawl Stepienybarno Stop Depredación Storify Streaming Tabakalera Taller de Casquería Talleres de trabajo Territorio Tetuán Think Cities Think Commons TIC Todo por la Praxis Toledo Transdisciplinariedad TRANSFORMINGMADRID Triball Trujillo Tránsit Turismo TXT Espacio Público UEM Universidad Europea de Madrid UPM UPV Urbana Urbania ZH Urbanismo Urbanismo Adaptativo Urbanismo Emergente Urbanismo Inclusivo Urbanismo P2P Urbanismo participativo Urbanismo social Urbanismo Táctico URJC Valencia Valladolid VdB VIC Virgen de Begoña Vitoria-Gasteiz Vivienda Viviendas vacías Vídeos Wikimedia Wikisprint Zaida Muxí Zaragoza Zaragoza Open City 2020 Zaramari ZAWP Zinc Shower Zuloark


Este blog funciona bajo una licencia Creative Commons Reconomiento-NoComercial 3.0
Desarrollado con Blogger por Paisaje Transversal