Arquitectura, Urbanismo y Cambio Climático: la “explosión de la ciudad” como metáfora de una urbanidad basada en el consumo masivo de energía

por Ramón López de Lucio. Junio 2007

Este año se ha publicado en castellano un libro que analiza la evolución reciente de trece regiones urbanas de la Europa meridional ( A. Font, coordinador). Su título no puede ser más expresivo, “La explosión de la ciudad”, como metáfora diáfana de lo que esta sucediendo en las grandes ciudades en los últimos 25/ 30 años, desde 1975.

Literalmente estas—y también , a su escala, las medianas y pequeñas—han explosionado. En el sentido físico de que la clásica ciudad , densa y compacta, claramente diferenciada del entorno rural, ha estallado en fragmentos que se han dispersado por territorios cada vez más amplios. Estos espacios alcanzan radios de 50 y hasta 100 kms en torno a la ciudad central. En estas dilatadas extensiones—entre 8 mil y 31 mil kilómetro cuadrados de superficie—se encuentran piezas urbanas de muy distintas formas y funciones : la ciudad principal y sus diferentes periferias, otras ciudades menores captadas en la órbita del fenómeno metropolitano/regional, antiguos núcleos rurales convertidos en ciudades-dormitorio, polígonos industriales y terciarios, urbanizaciones residenciales aisladas, grandes equipamientos descentralizados y autónomos, elementos logísticos y unidades productivas igualmente aisladas y autosuficientes, parques metropolitanos, zonas agrícolas residuales, espacios vacíos en expectativa, etc.


México D.F.



¿Cómo ha sido posible esta rapidísima transformación que ha modificado radicalmente la historia urbana secular de nuestras urbes en un tiempo muy breve?

Apuntaría, simplificando mucho, a tres razones básicas:
----la imparable tendencia a la urbanización de la población del planeta, consecuencia progresiva de la Revolución Industrial y de sus efectos en el mundo rural ( mecanización, concentración de la propiedad, masivos excedentes de mano de obra). Estos movimientos de población comienzan a producirse hace ya más de 2 siglos, desde finales del XVIII, comenzando por Inglaterra; en España—salvo en ciertas áreas de Cataluña y País Vasco, se generalizan entre 1950-1980; ahora mismo eclosionan con violencia en China, India y países del sudeste asiático.
----la tendencia a la concentración de la población, en cada país y a escala mundial , en algunas grandes regiones urbanas, que concentran cuotas crecientes de población y empleo. Es decir , esta tendencia a la urbanización de la población es marcadamente asimétrica: el campo y la mayoría de los núcleos rurales se despueblan; multitud de ciudades medias y pequeñas en regiones atrasadas o no favorecidas por las tendencias antedichas se convierten en estacionarias, envejecen o pierden lentamente población; solo algunas pocas comarcas ( en España las áreas de Madrid , Bilbao y Barcelona, el valle de Ebro y la costa mediterránea), se convierten en áreas de crecimiento y localización masiva de empleos y servicios.


Los Angeles (EEUU)

----solo la conversión del automóvil en objeto de consumo de masas, las masivas inversiones públicas en infraestructuras viarias urbanas de alta capacidad y la disponibilidad de energía barata y fácilmente accesible, han hecho posible que esas tendencias hacia la urbanización de la población y el crecimiento de ciertas regiones urbanas, adopten finalmente la forma dispersa y fragmentada de que hablábamos.
La movilidad generalizada de las personas y de todo tipo de mercancías hace posible la dispersión física. El movimiento incesante a velocidades medias cada vez más altas ( segun se van mejorando y ampliando los sistemas metropolitanos de autopistas y , secundariamente, de trenes regionales rápidos), permiten funcionar como sistemas integrados a esas grandes regiones urbanas. Que, desde el punto de vista del empleo, el mercado de la vivienda, el consumo y el ocio, funcionan conjuntamente. Lo que obliga a recorrer en transportes mecanizados—sobre todo en automóvil—distancias cotidianas cada vez más elevadas ( en EEUU, una familia media con tres automóviles puede recorrer al día entre 65 y 250 kms, consumiendo de 6 a 22 litros de combustible que se transforman entre 10 a 50 kgs de CO2).




Estas megaregiones urbanas caracterizadas por el tamaño, la fragmentación, la especialización de los fragmentos, la distancia y la velocidad, son voraces consumidoras de energía, como acabamos de señalar con un sencillo ejemplo. Por que el consumo energético de las ciudades y de sus habitantes equivale a una proporción muy alta del consumo total. Teniendo en cuenta que la energía consumida en la agricultura, la generación de electricidad, la fabricación exurbana de mercancías y el transporte interurbano e internacional, son consumos que, aunque no tienen lugar en sentido estricto en las ciudades/ regiones urbanas como espacio físico, sí se destinan mayoritariamente a atender las necesidades de los ciudadanos y del resto de las actividades urbanas. Por lo que se puede afirmar que , en los que denominamos “países desarrollados”, más del 90% de la energía consumida—y por tanto de los gases de efecto invernadero generados—se origina en o para las ciudades.

"Megaregiones" mundiales

Pienso que se puede afirmar sin exageración que el cambio climático en marcha no es sino una consecuencia del nivel de concentración, artificiosidad y consumo que han adquirido las sociedades humanas. Nada tan alejado del medio natural en que viven el resto de las especies animales o en que ha vivido el hombre hasta hace bien poco: en aquel las reglas son la dispersión de la población en función de los recursos limitados de cada territorio, el escaso o nulo consumo de productos importados del exterior y la movilidad reducida a las propias posibilidades de cada individuo con la sola ayuda de la que proporcionan los animales con que convive( caballos, mulas..).
Actualmente buscamos desesperadamente el “contacto con la naturaleza”—del que hemos huido durante siglos--, pero ese contacto, expresado en el deseo por la vivienda unifamiliar con jardín alejada decenas de kilómetros del resto de las actividades cotidianas, se basa necesariamente en la movilidad que proporciona el automóvil. Y, cuando en vacaciones, buscamos paraísos exóticos y distantes, debemos recurrir a uno de los medios de transporte más contaminantes por persona/ kilómetro transportado, el avión. La reciente innovación que han supuesto las compañías de bajo coste, viene a ser la puntilla, en términos de sostenibilidad energética y ambiental.


Imagen idílica del contacto con la naturaleza actual: POLARIS WORLD


De la misma manera, la globalización de la producción/ distribución/ consumo de todo tipo de mercancías, no se puede explicar sin la proliferación de gigantescos cargueros de contenedores que recorren miles de kilómetros por mar para acercarnos nuestras camisas, zapatos o bombillas. Y que solo resultan posibles en la actual coyuntura de precios relativamente bajos de la energía, al menos en relación con el diferencial de salarios y demás costes de producción entre China y EEUU o Europa.

Terminaré con unos apuntes sobre la incidencia concreta de la arquitectura y el urbanismo actuales en el consumo de energía y, por ende, en el cambio climático.

Empecemos por la arquitectura y dentro de ella por su producto más emblemático e imprescindible, la vivienda. Desde el punto de vista energético se dan en la vivienda dos evoluciones contradictorias entre sí, que implican un balance energético no tan favorable como se pudiera pensar. Por una parte, la mejora en las calidades de ejecución y la introducción de normativas de ahorro (aislamiento, acondicionamiento pasivo, mecanismos de captación de energía solar), suponen ciertamente ahorros en calefacción/ refrigeración. Pero por otra, la evolución hacia tipos de vivienda más espaciosos y aislados—vivienda unifamiliar exenta--, las nuevas pautas de confort—que exigen temperaturas estivales más bajas que las que se consiguen mediante exigentes sistemas de calefacción en invierno--, la creciente utilización de todo tipo de aparatos eléctricos, etc, implican consumos crecientes. Que con frecuencia sobrepasan los ahorros conseguidos. Y esto por no hablar de la proliferación de viviendas
secundarias y hasta terciarias; este tipo de viviendas, tan habituales en España, suponen una práctica extremadamente derrochadora de energía: el hacer pasar todas las semanas o cada 15 días la temperatura de una casa deshabitada ( 8 o 10 grados en invierno) a la temperatura de confort a la que estamos habituados, en torno a 25º, en pocas horas, para luego, cuando ya esta caldeada y el consumo horario podría reducirse mucho, abandonarla y volver a la ciudad.

Por lo que se refiere al urbanismo, ya hemos descrito más arriba la rápida transición hacia un nuevo paradigma, el de la gran región urbana extensa y disgregada.
Por supuesto una de las “especialidades” de estas regiones son sus extensos tejidos residenciales de baja densidad y sin apenas mezcle de ninguna otra actividad, ni siquiera comercio de proximidad. En España hemos pasado en solo 30 años de periferias urbanas en torno a 100/ 125 viviendas por hectárea ( con comercio en las plantas bajas) a periferias periurbanas donde esas densidades han disminuido hasta las 30/ 35 viv/ Ha. ( o menos si se trata de urbanizaciones de vivienda unifamiliar exenta, donde cifras de 10/ 15 viv/ Ha. son habituales). Expresado de otra forma, hemos incrementado el consumo bruto de suelo desde medias de 80/ 100m2 por vivienda a medias de 300/ 350 m2—en tejidos de vivienda prioritariamente colectiva--, y hasta 750/ 1000 m2/ vivienda en tejidos de vivienda unifamiliar. Es decir, incrementos que cuadriplican y pueden llegar a multiplicar por 10 o 12 los consumos de
suelo habituales hace una generación.


Lo que comentamos para el suelo residencial se puede extender a otros muchos consumos al alza. Por ejemplo, las zonas verdes públicas—jardines y parques-- han pasado de no más de 5 m2/ viv en la ciudad tradicional a los preceptivos 18/ 21 m2/ viv en los tejidos de finales de los 70’ y los 80’ y desde ahí a cifras de 50/ 90 m2 /viv frecuentes hoy día. Las infraestructuras viarias—calles y avenidas—han pasado de repercusiones por vivienda de 8/ 10 m2 en los cascos tradicionales a cifras de 80/ 90 m2 en las nuevas periferias de 35 viv/ ha de densidad.

Pero mientras se mantenían los empleos—al menos la mayor parte de ellos—concentrados en los centros de las ciudades, muy accesibles desde los sistemas de transporte público de alta capacidad habituales ( el Metro en lugar destacado, también las ferrocarriles de Cercanías), y a la vez sometidos a importantes restricciones a la accesibilidad en automóvil ( congestión, plazas de aparcamiento limitadas y caras), el uso de este medio era escaso.
Pero a partir de los 80’, coincidiendo con los procesos de dispersión territorial de las actividades –y en particular de los empleos terciarios--en espacios cada vez más dilatados, la situación cambia rapidamente ( la industria, cada vez más marginal como fuente de empleo en Europa, ya se había descentralizado entre los años 50’ y 70’ del s.XX). En los EEUU más del 90% de los nuevos puestos de trabajo terciarios se situan ya en las periferias metropolitanas ( las “edge cities” descritas por J. Garreau)-



"Ciclo de Vida" de las "Edge Cities"

Pero en la región de Madrid en el 2004 ya tenemos casi las tres cuartas partes de los empleos descentralizados en la periferia del municipio de Madrid o en la corona metropolitana. Lo que significa 10 puntos porcentuales por encima de los datos de 1996, según las respectivas Encuesta de Movilidad de esos años.
La combinación de vivienda periférica—muchos jóvenes la preferirían en posiciones centrales pero son expulsados por el insoportable nivel de precios del mercado—, de empleos descentralizados y de equipamientos comerciales concentrados en grandes hipermercados o en Centros Comerciales periféricos , supone la necesaria utilización del automóvil de manera cotidiana por los distintos componentes de las familias.
Los datos de movilidad en la región de Madrid lo avalan ampliamente. Si en 1988 se producían 2’21 millones de viajes diarios en automóvil( el 42’3% del total de viajes mecanizados),la cifra sube a 3’06 millones en 1996 y a 5’07 millones en el 2004 ( que ya suponen más de la mitad del total de viajes mecanizados, exactamente el 50’4%).
¿Qué sucederá dentro de otros 8 o 16 años cuando se completen las descentralizaciones en curso, la del BBVA siguiendo la estela del grupo Santander—15000 empleos trasladados a Boadilla del Monte o la de Telefónica a Las Tablas, las de la pomposa Ciudad de la Justicia, RTVE, etc? ¿ Llegarán los viajes en transporte público a ser tan marginales como lo son en muchas ciudades americanas?

Ciudad de la Justicia (Madrid)

La paradoja de la situación actual es que los ciudadanos son rehenes del consumo obligado de energía y , a la vez, ávidos consumidores vocacionales de recursos energéticos , la peor de las combinaciones posibles desde un punto de vista ambiental.
Deben—a veces también las prefieren—adquirir viviendas alejadas, casi siempre colgadas exclusivamente de la red viaria; trasladarse a trabajos lejanos ( además de precarios y altamente móviles); comprar en Centros Comerciales periféricos, supuestamente baratos ( dentro de la lógica de la “sociedad de bajo coste” teorizada por Gaggi y Narduzzi). Pero su curiosa compensación a tanta movilidad obligada no es otra que desplazarse en cada ocasión disponible—fines de semana, puentes, vacaciones—a lugares cada vez más lejanos, en tiempos breves y a velocidades cada vez mayores.
En resumen, una forma de vida ampliamente compartida que se basa en el consumo acelerado de energía que (todavía) se supone abundante y barata. Habitamos una sociedad que ha hecho del binomio “ velocidad” y “confort” (J. Araujo) sus señas de identidad. En la que tanto las presiones del mercado de vivienda, los imperativos del trabajo y los placeres del consumo conspiran en la misma dirección, el derroche energético y su corolario , la emisión de gases de efecto invernadero que aceleran el cambio climático. Sin que el planeamiento urbanístico—de extrema debilidad a escala territorial—pueda hacer apenas nada por remediarlo.

Ramón López de Lucio es arquitecto-urbanista y Catedrático de Planeamiento Urbanístico de la ETSAM

Referencias:
---ARAUJO, J., “ Ciudad y energía”, intervención en el Club de Debates Urbanos, Madrid, mayo 2007
--- CONSORCIO REGIONAL DE TRANSPORTES DE MADRID, “Encuestas de Movilidad”, Madrid, 1988, 1996, 2004.
---FONT, A. ( coordinador) , “La explosión de la ciudad”, Ministerio de la Vivienda, Madrid, 2007.
---GAGGI, M. y E. NARDUZZI, “El fin de la clase media y el nacimiento de la sociedad de bajo coste”, Lengua de Trapo, Madrid, 2006
---GARREAU, J, “Edge City. Life on the new frontier”, Doubleday, NY, 1992-



Creative Commons License


Esta
obra está bajo una




2 comentarios:

Gonzalo Javier dijo...

Hola.

Soy Gonzalo.

Les vengo a pedir ayuda para poder difundir lo mas posible mi blog sobre el calmbio climático
Hasta hace poco hice circular por internet una reflexión sobre el calentamiento global dejandola en los blogs que trataran sobre el tema o que estuviesen relacionados al medio ambiente.
Pero ahora he creado mi propio blog.
Denle un vistazo a mi blog y si les interesa y les gusta, por favor les pido que me ayuden.
Esto de los blogs es muy reciente para mi

Aca esta mi dirección de blog:

http://elgranretodelsiglo.blogspot.com/


Por favor mirenlo aunque sea primero.


desde ya muchas gracias.

Un gran saludo.

Jordi dijo...

Tal vez no podemos parar el avance o la descentralización de la ciudad pero si podemos generar naturaleza a la vez que ciudad, mi proyecto de investigación:urbanarbolismo trata sobre ello. Viviendas que se refrigeran con bosques, urbanizaciones que provocan tormentas orográfico-convectivas...

CONTENIDOS

#BancosAtocha #Churruca15 #cities4youth #createdestruct #DebatesUrbanos #DigitalMX #EgiaMapa #InnovaciónCiudadana #Meetcommons #OlotMésB #OpenUrbanLab #P2PWikiSprint #PiensaSol #SEMGetxo #SmartcitizensCC #UrbanCommerce #Vota11plazas #Wikilovesmonuments 15M A Coruña AC Etsam Accesibilidad Activando Espacios Ada Colau Advocacy Planning Agora2015DSS Agricultura Agrupaciones de Arquitectos Urbanistas Airbnb Alcalá de Guadaíra Alcalá de Henares Alcobendas Aldea Digital Alfafar Alimentación Alquiler social Amasté Ambilly Análisis Análisis Urbano Andar Andrés Walliser Aprendizaje Aprendizaje colectivo Aragón Aranjuez Arganzuela Arquia arquitectespelpaisatge Arquitectura Arquitectura Bioclimática Arquitectura social Arquitecturas Colectivas Arte Arte Urbano ASA Assemble Astra Gernika Asturias Attac Autobarrios Autoconstrucción Autogestión Autonomía Autourbanismo Auzoetxe Ávila Baleares Barcelona Basurama BAT Bernardo Gutiérrez Bernardo Secchi Bicicleta BiciMAD BID Bien común Bienal de Paisaje Rural Big Data Bilbao Blog Boa Mistura Bottom up Brasil Buen Vivir Burbuja Inmobiliaria Burgos C4C Calles Completas Cambio climático Cambio de época Camiños Seguros Canalejas Cañada Real CarpeVia Cartagena Cartas de Navegación Urbana CARTO Cartografías y Mapas Casa de Campo Castilla La Mancha Castilla y León Cataluña Cazorla CENTAC CentroCentro Chamartín Circe City Making Cityfollowers Ciudad Ciudad 2.0 Ciudad Deseada Ciudad Discreta Ciudad Marca Ciudad Paramétrica Ciudad sensible Ciudad Sostenible Ciudadanía digital Ciudades Emocionales Ciutat Orgànica Club de Debates Urbanos COAM Cocreación Código Abierto Codiseño Cogestión Cohesión Social Cohousing ColaBoraBora Colectivos Colombia Comandante Tom Comercio Común Conama CONAMA 2012 Concursos Condiciones Metropolitanas Contemporáneas Conectividad Conferencias Congresos Contaminación Cooperación Internacional CooperaGava Copyleft Córdoba LUZe Covivienda Creando Redes Creatividad Social Crisis Crónicas Crowdfunding CSOA La Morada Cultura Cultura Libre Cumpleaños en el bloque Cunctatio Cursos y formación Daniel Ferrer DataViz Debates Democracia Desarrollo Urbano Sostenible Descargas Desequilibrio Desigualdad Destrucción Creativa Día Mundial del Hábitat Diagnóstico Diamantina Dinamización económica Diseño Diseño Colaborativo Diseño Urbano Diversificación DIY DMH2013 Do It Yourself Documentos Domenico di Siena Donostia DOT_Euskadi DPR Barcelona Ecología Ecología Urbana Economía Economía social Ecuador Edificio España Edificios públicos vacíos Eduardo Mangada Eduardo Serrano Educación Educación Expandida EDUSI EDUSIOlot EDUSIZGZ Edward Soja Eficiencia energética Eginbook El campo de la cebada El Escorial El Paseo de Jane Empoderamiento Empresa English Entorno Natural Entrevistas EQUIciuDAD Equipo de Redacción Ergosfera Erin Johnson Espacio Espacio Comunitario Espacio Público ESPACIOS Espacios de batalla Espalet España Especulación Estados Unidos Estudio Ethel Baraona ETSAM Europa European Green Capital 2012 Euskadi Euskara Eva Morales Eventos Expediciones Experiencias Exposiciones Extremadura Fab Lab Fabricación digital Federico Soriano Financiación colectiva Fluxus Fotografía Francesco Careri Francia FRAVM Fuencarral-El Pardo Fuenlabrada Galicia Gavà GBCe Gehl Architects Género Gentrificación Geografía Georges Perec Gestión Comunitaria Getxo Girona Glocal Gobernanza Graffiti Graffitiaccion GTR Guadalmedina Habitabilidad básica Habitat Hábitat III Habitat3 hACERIA Hangout HarineraZGZ Hécate Hécate Ingenieria Herramientas Digitales Hipotecas Hiria Kolektiboa Holanda Huertos urbanos Huesca Iberoamérica Ibiza ICC Iconoclasistas Idensitat IGOP Imagina un Bulevar Improvistos Increasis Indicadores Indicadores Participativos Índice de Necesidades de Regeneración Infraestructuras Innovación Innovación Ciudadana innovación social Innovación Urbana InPar INR Institucionalización INTA Inteligencia Ciudadana Inteligencia Colectiva Interdepartamentalidad Intermediae Internet Investigación Irekia Isabel Martin Ruíz Izaskun Chinchilla Jane Jacobs Javier Burón Javier Puldain Jazar Joan Subirats Jordi Borja Jornadas Jornet Llop Pastor José Fariña José María Ezquiaga José María Romero Juanma Murua Juego Jueves de Churruca Julián Salas La Casa Invisible La Liminal Laboratorios Ciudadanos Laboratorios Ciudadanos Abiertos Laboratorios Urbanos Abiertos lacasinegra Lacol LAG_Euskadi Las Rozas Las Vegas Latinoamérica Lavapiés Lecturas Demoscópicas Lefevbre Left Hand Rotation León 11 Locales comerciales vacíos Logística Los Madriles Los Pirineos LOTP-CLM Lurraldea2040 LurraldeBizia Madrid Madrid Think Tank Málaga Malasaña Manu Fernández Manuela Carmena Mapeo colectivo Mappe Marea Verde Marina Blázquez Mario Gaviria Matadero Madrid MCAS Medialab-Prado Medio Ambiente Mercado de Legazpi Metodología Metodología DCP México Mi Ciudad AC2 Microurbanismo Mientras tanto Miguel Jaenicke MiraQueLindo Miriam García Montenoso Movilidad Movilidad urbana sostenible Mujeres Multidisciplinaridad Murcia n´UNDO Nación Rotonda Naciones Unidas Náquera Naquerant Espais Negociación Urbana Nociones Comunes Noticias Nueva Agenda Urbana Nueva York Observatorio Panamericano Ocio Okupación Olot Ontinyent ONU Open Data Open Government Open Source Opensource Operación Chamartín Operación Madrid nuevo norte OPPTA Orba Ordenación del territorio Ordenanzas Oviedo P2P Paco Gómez Paco González PAH Paisaje Paisaje Transversal Paisaje Urbano Papers57 París Parque Regional ParqueJH Participación Ciudadana Participación Digital Pasear Paseos Ciudadanos Paseos-Fuencarral Patio Maravillas Patrimonio Peatón PECAM Pedagogía Urbana Pedro Bravo Periferia Perspectiva integral Perú Peter Hall Philadelphia PIAM Piensa Madrid PIER Pierobon Pinto PintoPlanCiudad PKMN Placemaking Planeamiento urbano Planes de Barrio Planes estratégicos PlanHUCA Planur-e PLAYday PNU Políticas Urbanas POLURB 2015 Porfolio post-car city Postmetrópolis PPS Pradogrande Precariedad Premio Privatizaciones Procesos de Negociación Urbana Procesos Participativos Procomún Producción Psicología Ambiental PTP-Bilbao Publicaciones Puente de Vallecas Puerta del Sol Punt Sis Quito Rafael Mata Ramiro Aznar Ramón López de Lucio Reactivación comercial Reciclaje Recife Red de Espacios Ciudadanos Red Viaria Redes reequilibrio territorial Referencias Reflexiones Regeneración Urbana Rehabilitación Rehabitat Renovación Renovación Integral Resiliencia Revitalización Comercial Revolución Urbana Rio Grande Rio Grande o diamante da cidade Rivas Vaciamadrid Rueda y Vega Arquitectos Rural Rusia Salud urbana San Blas Sant Miquel Sao Paulo Saskia Sassen SEGIB Segovia Seguridad Semana de la Arquitectura Sentient city Seres Urbanos Sevilla SIG Sigüenza Sindicato de Arquitectos Sinergia Sostenible Sistemas de Información Geográfica Sito Veracuz Smart cities Smartcitizens SmartcitizensMX SmartZGZ Sociología Sostenibilidad Sprawl Stakeholders State of Power Stepienybarno Stop Depredación Storify Streaming Superilles Tabakalera Taller de Casquería Talleres Talleres de trabajo Tecnalia TED TEDxMadrid Tenerife Terrazas Territorio Tetuán Think Cities Think Commons TIC Todo por la Praxis Toledo Torrelodones Traficantes de Sueños Transdisciplinariedad TRANSFORMINGMADRID Tránsit Triball Triple Dimensión Trujillo Turismo Turismo Sostenible Turismofobia Turistificación TXT Espacio Público UEM UIMP undoestudio Unió de Cooperadors Universidad Universidad Complutense de Madrid Universidad Europea de Madrid UPM UPV URBACT Urban Sustainable Development Urbana URBANBAT Urbania ZH Urbanismo Urbanismo Adaptativo Urbanismo Emergente Urbanismo Inclusivo Urbanismo P2P Urbanismo participativo Urbanismo social Urbanismo Táctico Urbanismo Verde URJC Vacíos Urbanos Valencia Valladolid VdB Vecinos VIC Vídeos Villaverde Virgen de Begoña Visualización de datos Vitoria-Gasteiz Vivienda Viviendas vacías Vulnerabilidad WebPT Wikimedia Wikisprint WSB14 Zaida Muxí Zaragoza Zaragoza Open City 2020 Zaramari ZAWP Zinc Shower Zuloark ZZZINC


Este blog funciona bajo una licencia Creative Commons Reconomiento-NoComercial 3.0
Desarrollado con Blogger por Paisaje Transversal